sábado, 6 de febrero de 2010

-Compañero: Pero, ¿Por qué no colaboras? -Yo: ¿Tenes tiempo?

Bienvenidas y bienvenidos, hoy hablaré de un tema algo complejo y delicado, sobre todo por tratarse de seres humanos con ciertas discapacidades ante nuestros ojos. No quiero desviarme a explicar el por qué de la palabra "ciertas" y el por qué de la expresión "ante nuestros ojos", y no lo haré.

Hoy quiero hablar, o mejor dicho, comentar acerca de por qué no colaboro en la Teletón (ni con campañas similares o afines, como pueden ser el McDía feliz, entre otras)
Todo comenzó en un diálogo entre compañeros de trabajo en aquel 12 de Diciembre de 2009, día de emisión de esa campaña. Mis compañeros, al igual que la mayoría de los habitantes de este departamento, se encontraban viendo dicho programa solidario, ellos desconocían mi repudio a ese tipo de programas. Las actividades laborales, los obligaron a dejar de ver la Teletón por lo que quede solo ante la caja idiotizadora, y procedí a cambiar de canal para ver el enfrentamiento entre Chelsea y Everton en Stamford Bridge (dicho sea de paso, un partidazo, empate a 3). El problema se dio en el momento en que volvieron de mis compañeros de trabajo a ver la Teletón y se encontraron con un partido de la Premier League. Me preguntaron, ¿por qué cambiaste?, a lo que respondí, porque la teletón me tenía podrido, además, no me gusta.
Ahí se sucedieron una lluvia de improperios hacia mi persona, los cuales no vale la pena repetir. Simplemente abandoné la zona del televisor tratando de evitar así los insultos y moralejas baratas que intentaban persuadirme.
Nunca les expliqué la verdadera razón de por qué no me gusta ese evento televisivo (la Teletón), pues resulta difícil que el chancho chifle y coma gofio a la vez. (*)

Hoy aquí se las explico a ustedes, y les digo que me resulta indignante ver tanta hipocresía junta, es vomitivo. Si, lamentablemente así es como lo veo yo, como una explotación de seres humanos que lamentablemente son utilizados como pretexto de nuestra gran solidaridad para creernos que de vez en cuando somos buenos, y así justificar nuestra conciencia y ganar el paraíso ante los ojos del todo poderoso dios, o lo que es peor, ante los ojos hipócritas de los otros individuos que también juegan ese juego.
Si, quizá este generalizando, y pido disculpas a todos aquellos que colaboran verdaderamente de corazón creyendo en eso y que actúan TODOS los días de su vida bajo esos criterios, aunque esos son los pocos, y no se si realmente los hay, pero hago esta excepción por si alguno queda.

¿Que es lo que más me molesta?

Ver a la mayoría de la gente jugando al solidario en un día en especial, aprovechándose de seres humanos con ciertas discapacidades ante nuestros ojos. Porque resultaría fácil colaborar ese día y creer que soy solidario, cuando en realidad se que no es así. Eso contribuye a aumentar aun más mi nivel de hipocresía.
Tener en mi cuarto o en algún lado un sticker que diga que colaboré con "x causa" o con "y fundación" y el resto del año olvidarme de esa "x causa" o "y fundación". Perdonenme, pero eso no es para mi.

Ni hablar de la solidaridad de las empresas, que en ese día muestran su responsabilidad social, y luego explotan a sus empleados. las mismas empresas que contribuyen a que se tenga que hacer una campaña para recolectar fondos para "x causa" o "y fundación", son las que después se solidarizan con estos seres humanos que son explotados, y quedan bien ante los ojos de la población. Pero no olvidemos algo, las empresas no son entes abstractos que como tales donan y se solidarizan, no señores y señoras, las empresas al igual que el Estado, una Nación, una Sociedad, estan compuesta por personas, y en este caso, personas hipócritas.

Y por último, lo que más me molesta es el constante mensaje que dan los conductores y animadores del evento (que a esta altura puede ser el más vil, insidioso, nefado, perverso que exista, aunque quizá existan otros), ese mensaje de solidaridad del pueblo uruguayo para con estos seres que son usados para guardar bajo la alfombra, al menos por un día, nuestra cotidiana mezquindad y creer que somos buenos, pero que desde mi punto de vista no hace más que resaltarla y con ella a nuestra "querida" hipocresía.

Espero haber dejado claro el o los motivos de mi no colaboración, aunque haya insumido tiempo explicarlos... Solo me resta decir algo más, seamos más honestos con nosotros mismos, es la única esperanza que queda para que esta Zoociedad pase a ser una Sociedad. (Aunque en realidad se que es una utopía)

(*) Pues consideré, dados los intereses de mis compañeros de trabajo, que no iba a ser productivo darles esta explicación.

5 comentarios:

Detaquito dijo...

Bo, que les gusto mi blog pa poner publicidad basura???

Metete tu casino on line en el orto.

andal13 dijo...

Qué tema complejo...
Bien, por un lado, eso de que "los uruguayos somos un pueblo solidario" es un cliché; muchos de nosotros ponemos plata (me incluyo) cuando se trata de llamar por teléfono a un 0900, o dar 1$ cada vez que compramos en el supermercado Fulano, pero si hay una persona tirada en la calle, cruzamos a la vereda de enfrente. Es muy fácil darle 100$ a una ONG anónimamente, pero casi imposible darle 17$ a alguien que te pide para el boleto... (me sigo incluyendo).
Lo de la Teletón me resulta nauseabundo; una apelación fríamente calculada a nuestra fibra más sensible. Como dijo una alumna mía, muy frívola ella (es una buena gurisa, pero su mayor preocupación es que la humedad no le estropee la planchita!) "¡Cómo no voy a poner plata para la Teletón con todo lo que me hace llorar cuando la miro!" Es decir, que siente su colaboración paga el derecho a la lágrima.
Pero, como te digo una cosa, te digo la otra: la Teletón, y otras organizaciones de ese tipo, se mantienen y hacen una obra fantástica en parte gracias a esas colaboraciones, y por eso es necesario el aporte.
Igual, creo que se podría apelar a la colaboración sin necesidad de utilizar la desgracia humana para provocar, con toda premeditación y alevosía, el llanto -y la moneda- fácil.

Detaquito dijo...

A eso es a lo que me refiro, no es necesario apelar a ese tipo de sensibleria y menos jugar con los seres humanos.

No reniego del magnifico trabajo que han logrado esos centros, lo que me indigna es el medio al que se recurre para ello, y que para colmo nos jactemos de estos medios.

# Rantifusa y Cruel # dijo...

Un poco de aceurdo, un poco no.
Creo que hablamos de distintas cosas...

Por otra parte, ¿¿por qué SI colaborás con UTPMP?? Es más o menos lo mismo, la única diferencia es que no son 24hs ininterrumpidas de morbo puro...

En fin, no pienso como vos en esto. Me molestan otras cosas, y yo si colaboro, aligual que cuando los súpers me piden plata para la Fundación Rosada o NIños con alas...

Podría discutir hoooras sobre este tema porque creo q mostrando esa realidad (aunque no me parece lo mejor) es la única manera que la gente diga "pero lpm, realmente necesitan ese dinero..."



Hablamos Danilein :)

Detaquito dijo...

UTPMP no hace el circo que hace la Teleton, basicamente es por eso que colaboro y que me sumo a esa causa, por la ausencia de ese obseno circo.

Como le dije a Andrea, no reniego lo que hacen estas isntituciones, lo que si aborrezco es el medio que utilizan.