domingo, 7 de febrero de 2010

Deta-cosas.

Hola estimados lectres, lectoras y otros.
Comienzo este pseudo artículo sin saber acerca de que escribir, pues sepan disculpara aun estoy con el veneno en mi cabeza, me refiero al veneno de escribir el pseudo-artículo anterior (aquí iba a poner el título del mismo, pero decidí que es mejor que se fijen ustedes, vagos.)

Creo que ya tengo claro que lo que voy a escribir aquí va a ser un simple divague al estilo 200 comentarios juntos en TPLMP (si no visitó ese sitio, hágalo, es muy recomendable, a diferencia de esta porquería).
Lo primero que quiero decirles es perdón por el plagio cometido al llamar a este pseudo artículo Deta-cosas, claramente mi falta de originalidad y buena memoria, me llevaron a ese magistral título de una famosa tira de historietas llamada Condorito (el título original era Condoricosas)
De chico leía Condorito y reconozco que me causaba gracia, mas ahora, ya grandecito no, lo que me resulta una verdadera lástima pues recuerdo lo mucho que me reía.

También me reía mucho con los dibujos de Joaquín Salvador Lavado, pero poco a poco comencé a entenderlos a descifrar su verdadero significado y para peor conjuntamente con el aumento de mi entendimiento se daba la desesperanza y desilusión de este gran dibujante, por lo que sus "chistes" iban siendo cada vez más ácidos y reflejaban la realidad en una forma grotesca, muy similar a como es. Debido a esto, en vez de reír con sus muy ingeniosos dibujos, me sumía en su desencanto, lo que verdaderamente, no es muy recomendable.

Otro de los dibujantes del que soy asiduo lector, es el fallecido Roberto Fontanarrosa, debo confesar que me gustan más sus historietas y personajes que su narración, pues con algunos de sus cuentos me pasa lo mismo que con las caricaturas de Quino. A pesar de ello, La mesa de los galanes, sin duda ha sido uno de los libros que más he disfrutado. En cambio, la mayoría de las historietas y/o personajes de "el negro", siempre encuentro el humor y la risa, por lo que suelo pasar un rato muy ameno con su compañía.

Tiempo, pausa, stop! ¿a qué viene esto?
Sinceramente no se porque estoy hablando de Fontanarrosa, creo que es hora de que relea lo que escribí al momento para recordar...

Listo, ya me refersqué mi memoria. En fin estoy divagando.
Ayer (aquí iba a poner la fecha, pero recordé que el blog la pone sola [pensas en eso...], así que si desean saber cuando fue ayer simplemente fijense, vagos!) pensaba, mientras me mojaban las gotas de lluvia, acerca de que corchos iba a ser esta columna y miren, terminó en un divague (palabra a la que le tomé cierto repudio pues así se llama el programa [que fácil es tener una audición radial] que tiene el nabo a la enésima potencia de Abel Duarte, programa al que a veces escucho, no porque me guste, sino porque va encontra a mi voluntad, ya que mi abuela de 70 años se desvela en la noche y se le da por prender la radio y poner al imbécil, el detalles es que mi abuela está media sorda, y a pesar de que vivimos en casas diferentes se escucha, así que imaginense lo que es...), ¿qué cosa no? o mejor dicho, ¡que Deta-cosa!

4 comentarios:

andal13 dijo...

Temo llegar a los 70 por miedo a que me empiece a gustar el programa de Abel Duarte.

A mí Quino me encanta, pero es cierto que de niña lo veía con unos ojos, y ahora con otros muy diferentes, pero el humor es muy subjetivo y no todos nos reímos de lo mismo. También me encanta Fontanarrosa, y los admiro mucho a ambos.

No he vuelto a leer "Condorito", así que no sé qué tal me iría... ¡PLOP!

Detaquito dijo...

Y que se yo, compra una revista de condorito y contame!!!

Respecto a llegar a viejo y escuchar a Abel Duarte, se que conmigo no pasara, me suicidare antes, o mejor aun, lo suicidare al él!!!

andal13 dijo...

Ya mismo le encargo una Condorito a mi quiosquero de confianza (por qué en las publicidades uno tiene que tener un "quiosquero amigo" o "de confianza"?)

Lo malo es que cuando yo llegue a los 70, él va a tener recién 79... o sea, que seguirá tan campante... Capaz que vos corrés con más suerte!
;-)

Detaquito dijo...

Eso espero Andal!!!

Ojo, quizas tenga sucesores, lo que seria una verdadera tragedia