sábado, 6 de marzo de 2010

No se.-

No se lo que es el odio, concretamente. No tengo idea, así como tampoco tengo idea de que es el amor, quizá ya estuve o estoy enamorado o ya odio u odie, y no me doy cuenta, hablando desde un punto de vista universal. En concreto, la verdad es que no lo se. Pero si hablo desde el punto de vista personal, se lo que es MI amor, MI definición de amor, que quizá varíe con el tiempo, o tal vez no. Así como también tengo MI odio y MI definición de odio, que también son propensas a cambios.
Lo malo es que estoy empezando a creer que odio a mi madre, no se si ella o a ciretas conductas que tiene, persona con la cual vivo (cosa que complica aun más las cosas). Resulta algo terrible esta situación, pues por lo menos ante los ojos del Señor Sentido Común (gracias a la humanidad que este no es el sentido que prima ante la razón) debido a que se entiende que la relación de una madre a un hijo, y viceversa, normalmente o mejor dicho, generalmente es de amor. Eso es lo que generalmente sucede.
Pero en mi caso creo que no es así, o al menos lo estoy empezando a creer.

No solo llegué a esta conclusión (no se si es buena o mala, aunque me inclino por la segunda) por las continúas peleas que tenemos, sino porque en las cosas realmente importantes tenemos perspectivas totalmentes distintas para verlas, no algunos matices, o diferencias sustanciales, estoy hablando de una oposición radical, en cosas que según entiendo deberían ser elementales.

Quizá sea yo el equivocado, quizá no sea lo demasiado flexible, mas esta es mi forma de ser. He tratado de hacer ciertas concesiones, algunas si las he otorgado, pero otras ya irían en contra de mis jóvenes ideales, que no por jóvenes deban ser erróneos. Y quizá deba hacerlas por cuestión de conveniencia, mas no creo que esa sea la forma correcta de relacionamiento ente madre e hijo. Quizá la experiencia que ella ha acumulado en sus años le den razones para pensar así y quizá yo no las entienda, mas no creo que esa deba ser la forma correcta de inculcarlas, pues me parece que lo mejor es dejar que el joven aprenda y choque contra ciertos muros, o tal vez no, quizá para donde otros ven una muralla el vea un simple escalón.

Simplemente no lo se, tengo apenas 19 años, estoy descubriendo la vida, soy consciente de que habrán obstáculos, muchas veces impensados, pero en todo caso es mi vida y me atengo a las consecuencias que hacer esta afirmación y este inexorable descubrimiento conllevan. Si, eso es quizá uno de los mayores abismos que cada vez me tienden a separar mas de mi madre de esta desagradable forma.
El dilema, y lo que no parece entender ella es que en fin último es mi vida, que le dolerá mucho a ella pero en cierto punto, ya son mis decisiones y el futuro de mi vida depende mucho de mis acciones y de factores aleatorios que no puedo determinar ni manejar, cosas que desconozco, cosas que NO dependen de mi. Que gracias a la humanidad o a Dios para los que crean, no dependen de mi.

En fin, lo bueno mirado desde un punto de vista algo conformista, es que aun no está todo perdido ni nada que se le parezca, que aun queda la esperanza de que se de un cambio y que las cosas se tuerzan a mejor puerto. Además siendo aun más conformista, si la odio quiere decir que aun siento al menos algo por ella, peor, mucho peor, seria el desinterés total, cosa que ya siento hacia otras personas, pero ese es otro asunto.-



13 comentarios:

andal13 dijo...

Las relaciones familiares -más aún cuando hay convivencia- son profundamente complejas y difíciles de comprender (¡y de soportar!) No voy a opinar de afuera sobre la relación de ustedes, pero todos pasamos por períodos de "odio" hacia nuestros padres, en los que no parece posible el acuerdo ni en las cosas más nimias. En general, esos períodos conflictivos suelen atenuarse -e incluso hasta llegan a desaparecer- con el tiempo.
Es más, tal vez llegue el día (que ahora vislumbrás como absolutamente imposible) en que te sorprendas a vos mismo haciendo algo de eso que le reprochás a tu vieja. Cuantos más años tengo, más me descubro teniendo rasgos de esos que más me irritaban de mi madre... y bueno, parece que de eso se trata madurar.
Y tal vez algún día tengas una reflexión parecida pensando en el pelotudo de tu hijo... "¿Qué habré hecho mal?"
;-) Vamo' arriba.

Detaquito dijo...

Gracias Andrea.

andal13 dijo...

La otra opción es convidarte con grappa con limón, pero creo que no me queda mucha...

Nacho dijo...

Pa bo... que gran pensamiento, Deta. Quien nunca lo tuvo, no? yo al menos sí, bastantes veces. Y nunca pude plasmarlo asi como lo hiciste vos loco. Arriba

Nacho dijo...

Nada que ver pero... encara mucho más el ahorcado ahí abajo.

Detaquito dijo...

Y bue, tendre que probar la grappa con limon, andal.

Detaquito dijo...

Gracias Nacho.

Respecto al diseño, si cambie algunas cosillas de esta porqueria.

Alvaro Fagalde dijo...

A los 19 años es imposible llevarse tremendamente bien con los padres. A veces es posible llevarse aceptablemente a otras edades (especialmente si te vas de casa y vas a visitarlos de vez en cuando).
No es una cuestión de odio, sino de distintos puntos de vista y de aceptar que ahora -y lamento decirlo, para siempre- no sos + un niño.
Yo, que no soy padre (ni madre) entiendo que debe ser muy difícil aceptar que esa mierdita que decidiste si nacía, decidiste cómo se llamaba, le limpiaste el traste, le enseñaste a comer, a bañarse y a hablar, ahora es un adulto igual a vos. Y más joven, más fuerte y más adaptado al mundo que vos.

Alvaro Fagalde dijo...

Eso sí, cambiá la letra y el diseño del blog, papi.

Detaquito dijo...

Gracias Alvaro, solo quiero acotar que no pretendo llevarme tremandamente bien, con un empate me alcanza!

Y el diseño, que se yo, creo que de los que brinda Blogger es el mejorcito, ademas ya tiene su esencia (?)vos porque no lo vioste en sus tiempos iniciales, ese si estaba bien fulero...
La letra, Arial, es negociable...

Adolescente dijo...

Si encontrás una solución no sangrienta al tema, agradezco pasar data.

También tengo 19, y 18 viví con mi madre. Y no le encuentro nada que no me haga sentir identificada con la entrada.

Igual creo que a mí, ni con un empate se me convence. Igual mi tema es más distinto. Pero en fon, las madres son las madres. Algunos podrás solucionarlo, deseo que vos puedas. Yo ni me gasto.

Suerte Deta, estaré pasando más seguido por acá. Me gusta tu blog. Besos.

Detaquito dijo...

Gracias Adolescente!

No conozco tu histioria, ais que no opino, solo te digo que si estas convencida de que esa es la mejor opcion, adelante con ella!

donde nada importa ~ dijo...

LPM! ¬¬
Escribí y me pone "Servicio no disponible" y no publicó mi comentario! Bló del orto!

Bueno u.u
En resumidas cuentas: me pasa lo mismo con mi padre y al contrario de lo que dice Alvaro (no leí todos los comentarios porque si me agarran acá en el laburo me c0j3n ^^), desde que tengo no se, 12 años mi madre es como una amiga, así q va en las personalidades eso de "A los 19 años es imposible llevarse tremendamente bien con los padres"

Con mi padre me llevé "bien" mientras no viví en casa (4 meses!). Aunque ahora que lo pienso, me llevé así porque no lo veía.

Que se yo, podemos ser amigos si queres y ahogar nuestra penas en el alcohol..



Sé donde vivis muajajaja
No se a que viene esto, pero bueno.

Beso Detaquí !