viernes, 8 de octubre de 2010

A mano cambiada (peripecias de la vida de un diestro radical accidentado). VOL. 1

Volví. Como se habrán percatado, estoy de regreso en el bajo mundo donde están ubicadas las oficinas centrales de Detaquito.blog. (Demasiado delirio para un comienzo, no se si esta pausa -no intencional- me afecto, estoy seguro de ello, o si es porque son las 7 AM y no acabo de espabilarme). En fin, sea por la causa que fuere, no comenzó bien este pseudo artículo. Recomencemos.

En resumidas cuentas podría decirse eso de mí durante la lectura de este pseudo artículo.
Hola mis estimados lectores, lectoras y otros. Lamentablemente (para ustedes que sufrirán estas líneas) tengo la dicha de presentarles una nueva entrega de las andanzas de este singular personaje al que todos aborrecemos, Detaquito.(Advertencia a mis estimados lectores: continuar la lectura de este pseudo artículo probocará secuelas de las cuales no me haré cargo, para que se hagan una idea se trata de las andanzas de Detaquito en esta Zoociedad)

Todo comienza el Viernes 01 de Octubre, hasta donde recuerdo un día normal, como casi todos. Ese mismo día empezaba a sentirme un proletariado marxista propiamente dicho, pues era el primer día con jornada laboral de 9 horas. Me sentía a gusto con esa carga horaria,y digamos que hasta las 17:52 todo iba bien. 
IBA (tuvo que aparecer esa tercera persona en pretérito imperfecto del modo indicativo del verbo ir, a cagarlo todo...) pues resulta que a las 17:53 (aproximadamente) tendría el honor de iniciar el "trámite" para estrenar mi carné de asistencia al BSE (Banco de Seguros del Estado).

Para quienes aun no sepan, me corté la yema del dedo mayor de la mano derecha. El corte en si no es grave, ni duele demasiado, mas sangra en exceso. Para que se entienda mejor detallo; estaba cortando jamón artesanal en la cortadora de fiambre, ese jamón es un tanto particular pues, además de ser exquisito, al ser artesanal propiamente dicho, no lleva aditivo alguno (solo sal muera), es decir, que no tiene productos que le den liga y que por lo tanto suele desarmarse. Y eso fue lo que sucedió, se desarmó, pero de forma tal que probocó que se trancara el fiambre y siguiera la mano, el destino del fiambre era una hoja de acero muy afilada, digamos que mi dedo llegó antes.

Ya conocido el ¿Cómo? pasemos al ¿Cuánto? En realidad, como les adelanté no fue mucho, pero tampoco es una lesión para ser curada con los primeros auxilios brindados en el local. La entidad del corte necesitaba asistencia profesional para detener el abundante sangrado e iniciar la curación regeneradora (pues quedó la carne expuesta). Así que al percatarnos de esto, raudamente partimos a mi sociedad médica, Casa de Galicia. No tengo mucho que decir de esta parte, el trato por parte del personal de esa institución fue bueno y ágil. Quizá, solo a modo de anécdota, les cuente que la forma de detener el sangrado en estos casos es a presión, entenderán lo sensible que estaba esa zona, debo reconocer que ahí me dolió un poco (por no decir que mientras mantenía una cara de feliz cumpleaños, internamente lanzaba improperios de amplio espectro a toda la ascendencia y descendencia femenina de la amable enfermera que presionaba mi dedo). 

Luego de realizada es primera y dolorosa curación, me informan que sería derivado al BSE (Bancate el Sufrimiento, Estúpido) pues se trataba de un accidente laboral, información que ya conocía. Con este nuevo sistema de Salud (FONASA) es obligatorio que asista la nosocomio estatal pues sino después salta por algún lado esa causa abierta y agarrate Catalina. Y así ocurrió a las 19:15 (aprox.) estaba en la puerta de Casa de Galicia aguardando un taxímetro que me llevara hasta el mencionado centro de salud de Mercedes y Herrera y Obes, a eso de las 19:50 arribaría al mismo. Lo que sigue es parte del VOL 2. ¡Hasta entonces!

14 comentarios:

# Rantifusa y Cruel # dijo...

Iba leyendoy me dolía a mi, no era necesario tanto detalle!!!!
Haceme acordar que nunca más vuelva a comprar jamón artesanal!!!

Ah! Me quedé con la intriga de la segunda parte ahora ¬¬

andal13 dijo...

Oh my dog!

¿Rodlan, tal vez? Pregunto, para evitar la adquisición de jamón artesanal por un tiempo...

Vo, cuidate.
¡Y no hagas gestos con el dedo vendado!

Fernando Bernini dijo...

Los detalles no eran necesarios.

Debido a que ya sabía la historia, así como sé lo que vendrá en el volumen II, me detuve en una palabra clave de este artículo: nosocomio.

Todo aquel que llame nosocomio a un hospital merece ser colgado y azotado públicamente por los defensores del buen gusto y las buenas letras.

He dicho.

Alvaro Fagalde dijo...

mantequita.

Detaquito dijo...

Rantifusa&Cruel (de ahora en mas Ranty, para no usar tu nombre o apodos)

No era esa la idea original (dar demasiados detalles), pero esta secundaria, no buscada, fue mejor que la original :P

Detaquito dijo...

Andal, estimada, Un placer leerla por aqui!

En fin, efectivamente diste con el local. No te he visto por esos lares y me temo que si te vi no te reconoci (ni vos a mi). El Jamon es lo mejor que hay, lo que esta mal es el dedo :P

De ninguna manera se me ocurriria andar haciendo gestos obsenos por ahi... jejeje

Detaquito dijo...

Quiza si, quiza no.
Es relativo mi estimado Fernando.

Si usted junta una orda de mas de 26 defensores del buen gusto y las buenas letras, yo dejo que me azoten y que me cuelguen.

He dicho.

Detaquito dijo...

Fagalde querido, ¿que puedo acotar a su palabra?

Nada.
Efectivamente, esta en lo cierto.

andal13 dijo...

Fah, hace tiempo que no compro ahí, pero los productos son (o solían ser) buenísimos.

Detaquito dijo...

Son.

Fernando Bernini dijo...

Detaquito, Deta con cariño, usted sabe que puedo llamar a mi amigo Mauri Mi-ano para juntos enseñarle el buen gusto y las buenas letras.

He dicho, creo.

Detaquito dijo...

Llamelo, si soporta mas de 15 minutos a lado de él, dejo que me culguen

El_Hincha dijo...

Vol.1, vol.2. Basta de campañas de espectativa. Quiero saber que paso. Y mas vale que sea una buena historia.
He dicho.

Detaquito dijo...

Hincha, me parece raro en usted, un hombre tan capaz y de aguda inteligencia, que venga aqui a pedir buenas historias, cuando el banner principal dice EXPLICITAMENTE y a modo de adelanto que lo que encontrara aqui es una porquería.

En fin.-