martes, 16 de noviembre de 2010

A mano cambiada (peripecias de la vida de un diestro radical accidentado). VOL. 3 (Final)

Hola estimados lectores, lectoras, y otros, en esta oportunidad les presentaré el volumen III., que, a Dios gracias, es la última entrega de esta ¿divertida? ¿engorrosa? ¿lamentable? crónica que narra las peripecias de este servidor, el menú de hoy: B.S.E. y afines.

En los volúmenes anteriores narré con lujo de detalles el corte propiamente dicho y mi primer ingreso al B.S.E. (Borrego, Sentate y Espera), pero ahora es momento de conocer cómo es ser atendido en el nosocomio de la institución en cuestión.
Siendo honesto no es muy distinto a lo que era realizar un trámite en la Intendencia de Montevideo hace quince años atrás (con esto no quiero decir que realizar un trámite ahora en la I.M. sea un boleto, mas existen algunas mejoras).

En el B.S.E. (Buena Suerte Estimado) también hay mejoras pero a pesar de ello el servicio brindado al usuario sigue siendo MUY insuficiente. Quizá la mala atención se deba a la desidia, el desinterés, el tedio, (parezco J.C.) y el estres de soportar a la gente, que como sabemos, es idiota. A cerca de esto último, particularmente puedo hablar con propiedad pues mi trabajo consiste en atender a público, y se que, como dije, la hay varios idiotas, pero no por ello los maltrato; en primer lugar porque no es redituable para mis intereses y segundo porque no es necesario darle mayor trascendencia a los posibles idiotas, no vale la pena.
Si hay algo que detesto es que generalicen, y más me molesta si en esa generalización voy englobado, pues seré gil, y lo asumo, pero IDIOTA NO.-

En fin, como podrán imaginar, me trataron como a un idiota, no solo por hacerme esperar cerca de 2 horas y media cada vez que asistía a las curaciones, sino también hicieron lo mismo en la propia atención. Si bien la espera es molesta, es entendible, mas no aceptable. Lo que me molestó demasiado es el maltrato que recibí al hacer simples consultas, con el fin de agilizar (dentro de lo que me era posible) el trámite. 
Lo anecdótico, quizá gracioso, es que el tiempo que pasé dentro del box (sumadas todas las curaciones y el alta) no debe haber excedido los 16 minutos, con MUCHA suerte, en contraposición con las más de 16 horas de espera que me fumé.

En estas horas ocurrieron hechos de todo tipo y color, desde las conversaciones entre viejas que se peleaban para ver cuál de las dos era las más desgraciada, opiniones de todo tipo (acerca del gobierno, de los mineros, del trabajo, de la salud, de la inseguridad, de la selección, del fútbol en gral., de las mujeres, de los hombres, de los/as homosexuales, de la juventud, de la vejez, del frío, del calor, del clima templado y las penillanuras suavemente onduladas, de las drogas, del sexo, de la iglesia, del sexo de la iglesia, de la religión, de dios, de la vida de la langosta, del cambio de follaje del Abeto rojo canadiense, de los mosquitos, de la reproducción asexuada y des los alambres del pan, entre otros) hasta las clásicas idoteces de algunas personas, como por ejemplo, hacer una cola de extensa duración, quejarse de ello, y cuando son atendidos darse cuenta de que estaban en la fila equivocada ó de que no tenían el número correspondiente (cuando un explícito cartel lo indica).

Creo que es suficiente en lo que refiere al B.S.E. (si, se me acabaron las ocurrencias, podría ser Brutas en el Servicio de Emergencia, pero no). En lo que refiere a la vida en sí propia con solo una mano (in)hábil, es realmente insoportable (¿o será que el insoportable soy yo?). 
Lo cierto es que me vi limitado en todo sentido, digamos que mi mano derecha ahora es valorada como debe ser, jejeje.
No se imaginan lo complicado que es hacer TODO con la izquierda (no válido para zurdos). En fin, podría ahondar en detalles pero es mejor que no lo haga (ejem...) y que cierre este pseudo artículo por aquí, que bastante extenso es.

Sin más me despido, gracias por su preciado tiempo. Será hasta la próxima.

6 comentarios:

· Reina de las Taradas · dijo...

te diste cuenta que en todo esto no dijiste nada?

Detaquito dijo...

Si, suele suceder.

Alvaro Fagalde dijo...

Deta: ahora hay unas protesis para los mutilados realmente increíbles.

Yo escribo con la izquierda pero hago muchas cosas con la derecha y tengo mucho + fuerza con ésta última. Según algún médico tengo una habilidad que tiene 1 en 100.000 de poder aprender cualquier cosa con la mano que se me ocurra aunque algún otro (también neurólogo) opina que los ambidiestros no existen.

Probablemente yo no exista, pero en todo caso puedo herirme tranquilo cualquiera de las manos. Eso sí, me gustaría saber si soy zurdo, derecho o ambidiestro pero los médicos no se ponen de acuerdo. Por lo menos, sé que soy hincha de Racing.

Sophie dijo...

o sea que es más facil hacerte un vendaje con una camisa y suerte en pila, que ir al BSE, no? pfff, te faltaron las viejas que se te están re colando y se hacen las boludas u.u son las peores u.u

beeeso :)

Detaquito dijo...

Por lo menos no consumis pasat base Fagalde estimado, algo es algo.
Contame mas acerca de esas protesis!

Detaquito dijo...

Y si, mi estimada Sophie, hoy por hoy es prefereible que te gangrene a sufrir al BSE :P

Ah no, esas viejas no encontre, el sistema de retire su numero es buenisimo para eso!