lunes, 30 de agosto de 2010

Retornamos...


¡Que tal mis estimados lectores, lectoras y otros! Retornamos a las canchas (literalmente) después de que una gripe (de la que aun quedan secuelas) me tumbara (nuevamente en forma literal) de la peor forma posible, provocándome unos intensos dolores de cabeza que me impedían siquiera ver una pantalla.
Pero eso ya es cosa del pasado, por eso estamos hoy aquí, para ponernos al día con esta porquería de blog y con todos los excelentes blogs de los que soy asiduo seguidor. ¿Que peor cosa para ponerse al día que un nuevo pseudo artículo? Honestamente no lo se, averigüelo usted.

En esta oportunidad les contaré una de las causas por las que mi estado gripal se agravo. Ubiquemonos en el tiempo, Viernes 20 de Agosto del corriente año, 22:40 aprox. era una noche relativamente fría, y no habría significado mayor problema para mi salud de no ser porque me encontraba en el galpón de mi casa pintando una bandera con mi hno. Dicho lugar es extremadamente frío, y por mas que es techado la humedad golpeaba con dureza en mi cabeza (que ya venia mal). La bandera seria usada el Sábado siguiente, en la Colecta Nacional de Un Techo Para Mi País a la que asistiría escasas horas a causa del laburo.

Sábado 21. El día comenzó temprano para mi hno. y yo, a las 7 am. ya estábamos despiertos y listos para salir, aunque los dos con destinos diferentes, el iría hacia el punto de colecta (era el jefe de ese punto) y yo a ganarme el pan (aunque lo cambie por unas media lunas de la Aguada). Igualmente lo ayude con los preparativos, pues había una gran cantidad de cosas que debíamos llevar, entre ellas habían 12 casas alcancías de madera que pesaban lo suyo y eran incomodas de transportar, 23 chalecos, 2 incomodas banderas, artículos de cotillón, 1 megáfono, y algunas cosas mas.

Grupo casi completo, si, eramos una esquina con glamour :P

En la esquina nos aguardaba un amigo que iba a ayudar a mi hno. con las cosas pues yo debía ir a trabajar, cosa que realmente me molestaba porque quería ir todo el día a la colecta. Por suerte, los Sábados solo trabajo medio día y a eso de las 13:00 ya estaba listo para salir a la colecta, así que pase raudamente por casa, tome un tupperware® que ya había preparado y lo metí en la mochila (mientras fagocitaba un pedazo de pizza) y así partí hacia la parada del ómnibus a aguardar que el muy maldito llegara.
A modo de ubicación, a las 13:40 yo estaba en la conocida esquina de Millán y Raffo esperando un 526 que me llevara al punto que le habían asignado a mi hno., la hermosa y distante esquina de Bulevar Batlle y Ordoñez y Avenida Gral. Brigadier Fructuoso Rivera, justo detrás del Cementerio del Buceo. 
15:12 fue la hora en la que arribe a dicha esquina. Si, más de una hora y media de viaje. OJO, esto no es una protesta contra las frecuencias del sistema de transporte capitalino, que no se confunda, yo disfrute la agonía del viaje entre el sol que me partía la cabeza y las viejas que tocían como condenas al lado mio, se hizo realmente muy ameno... (la puta que los parió, con respeto, claro esta)

Parte del grupo de la esquina una vez finalizada la colecta. Encuantren a Detaquito.

En fin, ni bien llegue corrí como loco a buscar una alcancía para empezar a recaudar lo mas que pueda, y algo conseguimos (estaba junto con Ale, un amigo) Empezamos en el semáforo pidiéndole a los conductores de los vehículos que iban por Rivera hacia el este. Luego de comporbar de que no se estaba recaudando mucho, y de que casi nos pasaran por arriba dos veces, decidimos abandonar esa esquina e ir haca una canchita de baby fobal en la que había mucha gente, ¡ahi se recaudo bastante bien!, al igual que en la plaza lindera, perteneciente al complejo de viviendas de enfrente al campo santo.
Luego decidimos bajar a la Rambla, la tarde estaba linda y había mucha gente disfrutando del día, ya sea paseando o sentada en los bancos. Es la zona del Buceo, no digo que todos lo que estaban allí de estrato social alto peeeeeeeeero se notaba que había otro nivel económico, lo sorprendente fue la escasa colaboración que hubo en ese sector... a la pregunta de "¿desea colaborar para Un Techo Para Mi País?" la mayoría respondía que ya había colaborado y hasta nos contestaron con un simple NO. No quiero extenderme mucho en estas contestaciones, pero solo digo que si la mitad que nos dijeron que ya habían colaborado lo hubieran hecho, llegábamos al los 4 millones, en vez de los 2:144.677 pesos. Y los que decían simplemente no, bueno, que comentar. 

En fin, el desgaste de la caminata, mas la transpiración, mas el dolor de garganta, mas el enfriamiento, mas que llegue a casa a las 00:15 mas el cansancio,  fueron un coctel letal para mi batalla contra la gripe, y por lo tanto, caí. A tal punto fue la cosa que desistí de jugar un Fútbol 5, los que me conocen saben que tiene que ser jodido para que no juegue ( en 2 años solo me perdí 3 partidos) 
Pero algo debo decir, valió la pena engriparme, y aunque se que solo fui tres horas a la colecta, me gusto hacerlo y lo volveré a hacer. lamentablemente no podré asistir a las jornadas de construcción (4 y 5 de Setiembre) debido a que hay que quedarse ambos días, y por motivos laborales me veo imposibilitado de hacerlo. 

 Con Ale y la bandera que hicimos con mi hno.

Desde ya quien quiera colaborar con UTPMP está a tiempo de hacerlo, pueden informarse a través de los links que aparecen en este pseudo articulo.
Sin más que decir, me despido. Gracias por leer y hasta pronto.

miércoles, 11 de agosto de 2010

Conocerse, claro está, que lleva su tiempo... (desarrollo)

Seguro que Darnauchans escribió este gran tema pensando que lo yo lo usaría en su(s) debido(s) momento(s). El momento ha llegado, así que anda tranquilo Eduardo, trataré de hacer lo mejor que pueda.

No he notado un cambio drástico en mi forma de ser, quizá pronto ocurra o quizá no. Pero si he descubierto algunas cosas de mi, algunas certezas que no eran tales y algunas dudas se convirtieron en certezas. No soy un genio al afirmar que todos en algún momento de la vida (quizá constantemente) estemos derrumbando convicciones, sembrando nuevas dudas, cambiando prejuicios, construyendo verdades, o adquiriendo nuevas (in)seguridades.

Dicen, los adultos experientes (pobres de los que creen que el mero paso del tiempo les da conocimientos absolutos, ingenuos, si eso fuera de ese modo nuestros queridos (o no) abuelos serian -sin duda- fuentes inequívocas de conocimiento) que en algún momento de la vida se hace un click, en donde se deja atrás una etapa y se pasa a otra siguiente, que tiende a ser de mayor nivel de exigencias, en un amplio sentido. Creo que en ese sentido tienen algo de razón.

Uno de mis mayores miedos era hasta hace poco, la soledad. Todo un tema, pues, he de confesarlo, al tener una gran fe en mi ateísmo radial (¿contradictorio?) creo firmemente que la muerte es la carencia total de sentidos, así que bajo ese concepto, y por decantación surge como mayor miedo (y hasta hace poco declarado como único) la soledad. Claro, la idea de vivir (y no de morir como dicen muchos) en soledad me aterra, pienso que se debe a que soy un "bicho de zoociedad", y por más duro, autónomo y racional que me muestre, necesitaré siempre a y de alguien. 
Es un buen razonamiento hasta que interviene la idea o concepto de que el ser humano también es un "bicho de costumbres" y nos lleva automática mente a la pregunta ¿qué sucede si la soledad se transforma en costumbre? Siendo honesto, no lo se, aunque tengo algunas teorías, entre las cuales esta la del acostumbramiento, o la del no acostumbramiento.
La primera, se me ocurre que puede ser de dos maneras, una en la que el individuo logra adaptase de una forma "relativamente cómoda" y continua con una vida "relativamente normal"
y la otra es un acostumbramiento incómodo, donde el individuo convive con la soledad muy a su pesar, porque asume que eso es lo que le tocó o porque no le da el coraje para afrontar de una vez a la huesuda. 
La segunda, el no acostumbramiento, también tiene dos opciones, una es la de salir de la soledad de la manera que sea, incluso enfrascándose muchas veces en misiones imposibles de cumplir, y si no se logra salir tenemos la otra opción, que vendría a ser la continuación del acostumbramiento incómodo, continuación de breve duración, para ser más preciso, el tiempo en que la bala demora en alojarse en el cráneo del individuo.

Luego de esta explicación de porque le temo a la soledad, usted, estimado/a lector/a, podría objetar que hay otros miedos, como la locura (que bajo mi criterio es muy similar a la muerte, pues es la pérdida de la razón, y ya con la misma fuera de juego no habría lugar a la chance de preocuparnos por perderla, además nunca podríamos percatarnos de que la hemos perdido, pues a nuestro juicio, seguiríamos en nuestros cabales) y tantos miedos más.

En esas tres simples palabras radica uno de mis mayores problemas al momento, pues como podrán haber deducido hasta hace poco yo contaba con solo un miedo existencial, y algunos otros que consideraba vanales. Resulta que estos últimos han ascendido de categoría, y eso que yo solo permito un ascenso por temporada...

Dejando atrás el chiste pelotudo, he de decir que se me han planteado en mi camino ciertas interrogantes que de seguro estuvieron ahí toda la vida, pero nos las  había visto hasta ahora, quizá porque no estaba preparado para verlas (no estoy seguro de que ahora lo esté) o porque no podía o quería verlas.

Así es amigos y amigas, creo que he caído; que he caído en la cuenta de que hay más temores de los que imaginaba, y como era de esperar, me atemorizan, me perturban, me molestan.
Así es amigos y amigas, esa persona que ustedes siempre vieron como alguien tan maduro (quizá hasta precozmente maduro), fuerte, seguro, de firmes convicciones, mordaz, sarcástico, que se burlaba (y se burla) de los avatares de la vida, que solía (y suele) atribuir el calificativo de nimios a ciertos menesteres de la vida, esa persona a quienes consideran soberbio y autónomo, esa misma persona, hoy se derrumba en miles fragmentos ante la imagen de un océano de dudas que deberá atravesar para salir de la isla que se hunde y llegar (¿nuevamente?) a un firme continente (que quizá -seguramente- en otra oportunidad se transforme en otra isla).
Espero, y quiero creer, ahora y mas que nunca, en la veracidad del Ave Fénix.

Sin más (al momento) me despido y les agradezco el tiempo que dedicaron a leer estas torpes líneas.

sábado, 7 de agosto de 2010

Frases Detaquito­®

"NO DIGAS GRE GRE PARA DECIR GREGORIO"

Pe-pe-pero so-so-soy ta-ta-tar-tamudo, hi-jo de pu-pu-pu-ta!

Es así, las frases no son célebres para todos...

martes, 3 de agosto de 2010

Underground II

Bló! - Directorio de blogs uruguayos

Feedback o retroalimentación, es el concepto principal de Underground II, un blog en donde TODOS pueden ser autores.

Porque en estos tiempos en que parecería que lo único que se comparte es el individualismo, es bueno comenzar un proyecto conjunto con otras personas con puntos de vista diferentes que den sus opiniones, sus pareceres, sus anécdotas, o lo que deseen expresar.

Un nuevo proyecto del cual podes ser parte, ¿te animas? 

Ir a UNDERGROUND II

domingo, 1 de agosto de 2010

Conocerse lleva su tiempo... (intro)

Lo sospechaba desde hace varios años, casi que era una certeza.

Hoy confirme que soy un gil.
Y quizá me quede corto, quizá merezca otros epítetos que me denigren hasta el punto justo y necesario.

No entiendo muy bien esto... ¿crisis? 
Debo ser tan gil que si

(continuará)

Acerca de mi metodología y afínes (y desafínes) y otras yerbas...

Hola mis estimados lectores, lectoras y otros, compartiré con ustedes algunas Deta-cosas que versarán acerca de lo que dicte mi cabeza (es decir, no tengo ni idea acerca de que voy a escribir)

El tema es que para publicar una entrada, debo tener algo relativamente hilvanado. Pocas son las veces en las que decido escribir y dejar librado a la suerte el contenido de lo que luego iré plasmando. Mi metodología, por así decirlo, es sencilla, o al menos me parece a mi. Consiste en traer temas relativamente absurdos del cotidiano vivir (generalmente para Zoociedad), de la chiquita (o de la grande), esos temas que pululan en la zoociedad actual y que muchos tomarán para luego reírse de ellos (he de confesar que me rio de algunas cosas que escribo, aunque no lo crean las considero hilarantes, muy a pesar de que no lo sean, ni por asomo)

A partir de algún hecho concreto que entiendo reune los requisitos para ir a la columna Zoociedad, voy desarrollando la idea apuntando a dos objetivos primordiales, ser sarcástico y ácido y lograr una especie de reflexión. Demás esta decir que al momento nunca lo he conseguido. Pero si me ha gustado intentarlo, y para su pesar, lo seguiré haciendo.

Básicamente utilizo la misma metodología (pero con distintos objetivos) para las secciones Periplo Hattrickero™, Fórmula 1, Confesiones y Detaquito (aunque esta última suele ser de las más descontracturadas ya que este peculiar personaje tiene salidas muy, pero muy extrañas...) 
 ...Tan extrañas como este pseudo-artículo en sí, que comienza hablando de mi método para la creación de entradas y vaya a saber uno en que termina.
 
A mis estimados lectores, es una sección que resulta la más absurda de todo el blog, más que las Frases Detaquito® (que tienen como objetivo lograr una sonrisa fácil, más allá de que nunca lo hayan logrado) y ni que hablar más que DE POCO UN TODO (que recoge cosas de Internet) ó ? (que es comúnmente conocido como Bonus Track). El absurdo proviene desde el nombre mismo de la sección, que se contrapone a su contenido que en ningún momento demuestra estimación por los lectores,  a tal punto que en contadas ocasiones las entradas allí publicadas brindan algún tipo de utilidad al lector.
 
Y ya finalizando este breve "institucional" de la porquería, debo decirles  que siento que estoy en debe con ustedes, estimadas y estimados lectores. Me siento en debe pues en casi dos años (17 de Octubre del 2008 fue la fecha de creación) no he compartido ni siquiera una foto de mi persona que desvele algo de mi información personal, y creo que ha llegado el momento de que me deje ver de cuerpo completo por todas/os ustedes. 
 
Con ustedes, Yo:

Pd.: pueden mandarme a donde ustedes quieran, simplemente dejenlo plasmado en forma de comentario.