jueves, 2 de febrero de 2012

Algo nuevo acerca de lo que vendria a ser yo.

Hola amigos y amigas, como comente antes, he retornado a este retorno eterno que tanto quiero y necesito. He retornado después de un (in)justificado lapso. 
Varias cosas para contar, varias de ellas en lista de espera, que irán saliendo a su debido tiempo (no soy gay, por las dudas :P)

Quiero confesarles algo, me apasionan las tormentas, en especial la eléctricas. Como sabrán, soy ateo radical, mas si creyese en Dios alguno, los relámpagos o rayos serían ese Dios. 

No se a que puede deberse, pero verdaderamente me fascina la majestuosidad del haz de luz que impetuosamente irrumpe en el cielo oscuro e ilumina todo a su paso, irreverente, desdeñando todo tipo de vida, haciendo gala de su grandeza y poder.
Esa enorme y brutal fuerza despierta un profundo respeto en todo mi ser. Alarma cada parte de mi cuerpo, exitado por la infinita espera del nuevo haz, acaso aun más imponente que el anterior.

Lo cierto es que -siempre que puedo- busco el sitio que posea mejor vista, para poder contemplar el maravilloso espectáculo. Y ahí ando yo, como un mástil, mirando al cielo que irreverente ostenta su poder, demostrando una vez más la insigificancia y fragilidad del ser.

Invito a toda persona que este leyendo esto a que tome un tiempo para observar la tenebrosa magia de la tormenta eléctrica, y quizá -en una de esas- tenga la dicha de apreciar la belleza de lo exiguo de nuestra existencia.

En fin, los dejo, al menos por ahora.
Prometo que pronto nos reencontraremos. Muchas gracias por leer. 
Les quiere Detaquito.-

De yapa, un temún de los Red Hot Chili Peppers

10 comentarios:

Che Mafalda dijo...

Bien, gente que me entiende. Amo las tormentas. Son preciosas!

Saludos detaqui, contemple tranquilo!

f dijo...

welcome back! deta.
coincido.
"dicen que sos eléctrica,
porque todo lo que tocas
lo cargas...
:P :P :P :P :P"

Cinty dijo...

Ya hablamos de esto, no? Las amo, you know

Juana. dijo...

Bienvenido, botijón.
Las tormentas son relindas. Muy. Anoche románticamente pasé abajo de un techito viendo el hermoso cielo tormentoso encenderse y apagarse.
Fue verdaderamente placentero.
Porque las tormentas de verano tienen su cosa. (No es que sean gays, ponele) (Ta, no me hagas caso)
Abrazo, hombre.

Joker 23 dijo...

Me pasa algo parecido, pero como no hay muchas tormentas eléctricas mi organismo se acostumbró a disfrutar de la mera lluvia. Lo consulté con una persona entendida -le pregunté por qué me ponía eufórico con la lluvia y más con las tormentas- y me dijo que se debe a que el aire se ioniza y no se que otra cosa. Pero tiene explicación física el asunto.

Respecto a Desecration... te dejo el link con el video.

http://www.youtube.com/watch?v=v-nNksBWxNI&ob=av3e

Detaquito dijo...

Mafalda: Gracias estimada, sin dudas lo hare, ni bien venga la proxima.

f: Lo noto cambiado mi querido f, desde la ultima vez que anduve mas o menos activo en estos lares. Proximamente retornare a Z-0.
Salud, mi estimado!

Detaquito dijo...

Cinty: creo que si, aunque hemos hablado de tantas cosas, jeje.

Juana.: gracias, mi estimada.
Comprendo, querida jana, comprendo.
Otro abrazo para ti!

Detaquito dijo...

Joker23: Hola mie estimado, que alegria leerlo por aqui y por alla (su blog).
Será cierto, pero esta vez, prefiero dejar de lado las explicaciones cientificas... de ese modo el amor no sería nada mas que un par de reacciones bioqumicas! je

Saludos, estimado!

Dobleveo dijo...

Dos cosas.

En cuanto a las tormentas eléctricas siempre pienso eso que decías, de nuestra fragilidad, y de lo lejos que estamos de creernos "a salvo" de los fenómenos ambientales.

La segunda es que revelaste -quizá- la única joyita del Stadium Arcadium.

Abrazo!

Detaquito dijo...

WO: ME alegra saber que coincidimos.
En ambos sentidos, aunque del Staduim resacto algunos temas más!