jueves, 16 de agosto de 2012

Publicar en 3 meses

Inseguridad, morbo, injusticias, morbo, indiganción, morbo, irresponsabilidad, morbo, negligencia, morbo, política, morbo, dolor, morbo, trauma, morbo, histeria, morbo, intolerancia, morbo... y así podría seguir por un buen rato.

Este pseudo artículo fue escrito el Miércoles 16 de Mayo de 2012. Debido a una política personal y -por ende- del blog no suelo tratar los temas de actualidad que están en boca de la mayoría de las personas, simplemente porque entiendo que se genera una saturación que asfixia.

En estos tiempos que corren, la violencia es el tema que destaca en la mayoría de los medios masivos de comunicación. Violencia que se atribuye a miles de causas, la mayoría de ellas, inexactas y equívocas.
En televisión, radio, prensa y medios digitales, la mayoría de los ciudadanos se ha hecho eco del complejo tema de la violencia. 
No pretendo ser confundido con un autócrata fascista, pero a veces pongo en duda ciertas bases de la democracia, no por la democracia en sí misma, sino por la estupidez humana.
Cualquiera tiene derecho a opinar, y cualquiera opina. Algunas opiniones no deberían estar permitidas.

Los hechos, son lamentables y deplorables, de eso no cabe duda alguna. La vida siempre vale mucho más, y sí, verdaderamente es injusto y rabiosamente estúpido, que sea quitada con tal impunidad. Pero olvidamos algo grande, señores y señoras. Salimos a la calle a protestar -lo que parece resultar justo y válido- presos de la impotencia y el dolor que produce la pérdida. Pero olvidamos algo grande, señores y señoras. Exigimos de inmediato justicia, clamamos por mayor dureza a la hora de ajusticiar a los criminales e incluso de juzgarlos. Pero olvidamos algo grande, señores y señoras.

Olvidamos que la violencia es mucho más. Muchísimo más. La mayoría entiende al hecho puntual, concreto, radical y extremo como acto violento. Los medios, ni lerdos ni perezosos se aprovechen de ello y lo difunden. Esto genera un círculo morboso, unos lo difunden, otros lo consumen, varios se aprovechan.
Producto de ello, se establece un preconcepto de violencia que abarca mayoritariamente los famosos "crímenes policiales", a decir, homicidios, atentados contra la vida, asaltos, rapiñas, hurtos, arrebatos, negligencias a la hora de conducir, accidentes de tránsito, etc.

La Zoociedad -o al menos una importante mayoría- tiende a caer en el vago razonamiento de que la única forma de combatir a la violencia es la mano dura, el poder coercitivo y punitivo del estado. A causa de esto, surgen las iniciativas populares -y populistas- como la baja de la edad de imputabilidad penal, la pena de muerte, por citar algunos ejemplos destacados. 

Ahora bien, analicemos un poco la situación, salimos a la calle a protestar por la pérdida humana -por ejemplo- y nos indignamos por ello. Hacemos campañas chauvinistas en las redes sociales y nos quejamos a más no poder de lo mal que está todo. 
Me pregunto yo, -lo que sigue es verídico- ¿cómo llaman estos uruguayos indignados al hecho de que un canal de televisión abierta emita en reiteradas ocasiones un vídeo de una cámara de seguridad en dónde se aprecia perfectamente cómo asesinan a sangre fría a una hombre que se encontraba trabajando? (Sin contar el hecho de que fue emitido en horario de protección al menor.)

Despierten, uruguayos indignados, la violencia va mucho más allá de lo que creen. A diario se viven hechos de violencia que son tomados con naturalidad. Cuando ven a un gurí en un semáforo o en un bondi pidiendo guita ¿qué mierda creen que es eso? Y sin embargo, esa ingente masa de uruguayos indignados tiende a la indiferencia en casos como el anterior. 

Claro está que es difícil de parar este maquiavélico engranaje. Pero seguro es que si se recurre a la violencia, violencia se obtendrá.
Educación, educación, educación. 

Con ustedes: Pueblo Podrido / Cuarteto de Nos // Raro

8 comentarios:

Romina dijo...

estimado, reitero el comentario que te dejé en tu post anterior.
La violencia se nos ha colado por todos los rincones a tal punto que se nos torna imperceptible y los medios de incomunicación cada vez echan más cucharadas de sangre a su programación y sin embargo a los usuarios nunca les resulta empalagosa.
Por viajar seguido en el 149 vi el proceso de limpieza y pintada de los muros exteriores del Hospital Vilardebó. Cuando quedó todo con pintura nueva alguien grafiteó: Repudiamos todo acto de violencia. Un graffitti en un muro recién pintado no es violencia? No decir gracias, por favor, disculpe, ser indiferente al otro, todo para mi son actos de violencia. Si estos actos pasan desapercibidos, cuál es el criterio para definir a la violencia?? no entiendo, no entiendo.

f dijo...

hogar hogar hogar.

uno uno uno.

amor amor amor.

dicen los que entienden, que un niño aprende lo que ve, lo que vive.
que si le gritan, va a gritar, que si lo humillan, va a humillar, que si lo golpean, va a golpear.
es claro que es todo una cuestión de educación, pero no solo de educación formal y estatal, sino de educación en todos los ámbitos de la vida. familia, maestros, medios, amistades.
el problema es que, mientras tanto, como hacemos?
a veces pienso que habría que limpiar a toda una generación (incluyendo - o principalmente - politicos) a ver si la nueva planta crece mejor después de la poda.
ya se que algunos me van a acusar de fascista, pero es que estoy quemado.
un abrazo, don deta.

Detaquito dijo...

Qué le puedo decir, querida Romina. Yo tampoco entiendo. Suena a un macabro juego, digno de una mente perversa...
Por suetre hay personas que al igual que usted, luchan por ganar algo de cordura en esta gran locura en la que estamos sumidos.-

Detaquito dijo...

Querido f, me olvidé de explicitar que entiendo la educación en su más amplio sentido, que cómo dice, se construye en el núcleo familiar, en el ámbito social, cultural, y lectivo.
Sin dudas, que concuerdo con lo que dice, y me da temor pensar en su respuesta al que hacer con el problema.

He hablado con una sociologa amiga que lleva años internada en las realidades más crudas de los estratos más bajos de la zoociedad, y sorprendentemente (o quizá no tanto) me confesó que -con dolor- arribó a la triste conclusión de que quizá lo mejor era entrar con una topadora y borrar todo.
Resultó una declaración bastante jodida, pero no se que tan desatindada.-

Verdaderamente, es un tema muy complejo y delicado. Y la línea es muy estrecha. Que se yo.
Y no se me amilane, que aquí el primero que lo trate de fasista, lo sacamos del forro del ojete, por irreverente :P

abrazo f querido! Y leáme Z-0 que hay algo que merece ser compartido (phi es la entrada)

El_Hincha dijo...

f, ¿la "f" es f de facho? (jejeje! no podia dejarlo pasar)

En cuanto a la violencia y morbo en los medios, una vez escribi algo, asi que hago un poquito de auto bombo y los invito a leer:
http://imperialybizcochos.blogspot.com/2009/10/el-inescrupulometro.html

En cuanto a la violencia en general, es bastante triste ver que todas las sociedades en general, tienen ese problema, y bien desarrollado. Tiempo atras, por nuestra condicion de "pueblito", tal vez no era tan grande (o tan evidente), pero pareciera que todo conduce a la alienacion. Es como si los humanos no pudieramos convivir unos con los otros...

"Bueno seria ver a la gente cantando, verlos a todos por la calle feliz"

Detaquito dijo...

Yo invito al autobombo de la imperial! Lo merece!!!

Y, a decir verdad, querido Hincha cada vez estoy más convencido de que es algo netamente intrínseco del ser humano. Lo cuál resulta macabro.-

Abrazo

f dijo...

entrada nueva en z-o?
y por que el sorullo de blogger no me avisa??
esto es una conspiración!

Detaquito dijo...

No le avisa porque no está programado para eso!

Z-0 está para que quien quiera leer lo lea, sin compromiso alguno!