martes, 20 de marzo de 2012

Abstracto

 
Tengo un sueño recurrente.

En él muero junto a la mujer que amo. 

Así morí junto a todos mis amores.

 Ayer, morí junto a ti.-

martes, 13 de marzo de 2012

Se acerca el fin del mundo.


La ecuación o fórmula que pueden apreciar arriba de estas líneas, fue (y es) un método ideado por Frank Drake (link a wikipedia) para estimar la cantidad de civilizaciones que -en nuestra galaxia- pudieren poseer emisiones radio detectables, entendiendo de esta manera la inteligencia de esas posibles sociedades.
No me detendré a explicar uno por uno los términos o factores de la ecuación, dado que no es relevante para el tópico que abordaré hoy, así como tampoco calcularemos N en esta compleja ecuación.

Solo quiero detenerme en un factor, L. Este factor determina la vida media de una civilización, algunos expertos lo han calculado en 420 años, otros 100 años, y hasta 10.000 este último número lo propuso el propio Drake allá por 1961, cuando la teoría nacía.
Una posible interpretación de L es el lapso que demora una civilización inteligente que cuenta con la tecnología suficiente para ser radio emisores en auto destruirse.

Dicho de esta manera, resulta algo pesimista el panorama que se plantea a futuro para la vida humana; mas lamentablemente, creo que quienes hayan interpretado a L de esa forma, están el lo cierto.
Como Zoociedad nos hemos preparado de forma casi que extravagante para auto destruirnos de diversas formas; no solo con armamento de toda clase, entre ellos el nuclear, inclusive logramos traspasar esas barreras y perfeccionar una maquiavélica maquinaria que garantice nuestra extinción.
Algunos suelen llamar sistema a esa aséptica maquinaria.

Ese sistema que actualmente rige las normas de la zoociedad, resulta ser un perfecto engranaje para la destrucción de la vida en el planeta tierra. La piedra angular del sistema es la codicia. Eso impulsa al individuo a obtener más en detrimento del otro. Para ello se ha ideado un sin fin de normas, estatutos, ideales, habitos y conductas que a través de la historia la zoociedad se ha encargado de perfeccionar con el fin de retro alimentar a ese sistema.
Quizá en una época primitiva, el sistema -también primitivo- fue controlado por los hombres, y quizá también hoy siga siendo controlado por hombres, pero llegará el día -si es que no ha llegado ya- en que el sistema escape a la voluntad humana. Bajo esa premisa, el fin de el fin del mundo será algo inminente.

Nuestro sistema de vida, impulsa a la raza humana a destruir. Destruimos en el nombre de un supuesto beneficio, destruimos para nuestro confort. No importa el precio que se deba pagar, para obtenerlo, si resulta económicamente viable. No va a creer, mi estimado lector, lectora u otro, que el verdadero costo de un computador, o de una conexión a Internet es el que paga en la mensualidad. Los costos son cada vez más elevados. Y me temo -en realidad, asumo- que el planeta no posee una línea de crédito lo suficientemente grande como para cubrir los requerimientos de nuestra codicia.

Más allá de esto, estoy convencido de que todas las cosas en este universo -tal cual lo conocemos- son finitas, ergo como civilización contamos con fecha de caducidad, pero al ritmo de vida que llevamos es muy posible que acortemos el lapso.
Por eso mis amigos, les invito a co...rregir nuestros errores que se acerca el fin del mundo.

Les quiere Detaquito.

domingo, 11 de marzo de 2012

Institucional Z

En vista de los resultados obtenidos en la última encuesta acerca del nuevo diseño del blog, llamado IV G., la dirección de Detaquito.blog, una porquería ha resuelto habilitar un nuevo diseño de template, que será denominado IV G.b. 

Este último diseño entrelaza virtudes de la III Generación de templates con el mayoritariamente reprobado IV G, obteniendo así una estética equilibrada que une conceptos transgresores, pero mantiene el espíritu simple que clásicamente ha caracterizado al la porquería.

Este nuevo Template garantiza una lectura amena* que no cansa la visión del lector, con una gama de colores agradables que conservan y salvaguardan el alma y la filosofía del blog; el negro por las connotaciones trágicas, la muerte y la elegancia que seduce, el gris por la melancolía y el desencanto, el rojo oscuro es la sangre, la pasión y el amor, y el blanco es el desengaño, lo que nos muestra otra verdad... además, (ppalmente.) combinan muy bien.
Conjuntamente, se ha unificado la gama cromática de los botones de las secciones con la paleta de colores del blog, cosa que ya sucedía en IV G.

Desde el punto de vista de la accesibilidad y navegabilidad, se ha mejorado en sensiblemente en ambos sentidos. Ahora, la columna lateral derecha es menos densa que en versiones anteriores, lo que redunda en un beneficio para el usuario a la hora de acceder al contenido del blog.
También se ha añadido una barra de búsqueda personalizada con motor de Google que ayuda a usuario a buscar contenidos en la porquería, pueden encontrarla al pie de página del blog.
Por último, IV G.b. es mucho menos pesado respecto a diseños anteriores, lo que redunda en un beneficio a la hora de navegar, las páginas demoran menos en cargar.

Por las razones anteriormente expuestas, es que la dirección de la porquería se enorgullese en presentar al nuevo diseño, bienvenido IV G.b.

*NdR: El contenido de detaquito.blog (pseudoartículos), no se verá en nada afectado por en nuevo diseño; será igual de engorroso y pesado que en los anteriores templates, en resumidas cuentas una porquería.