martes, 28 de agosto de 2012

Recomendamos:

¡Qué tal, queridos lectores, lectoras y otros! Hoy les ofrezco una serie de recomendaciones que deberían tener en cuenta para su tiempo de ocio.

Televisión.

•"Recordando el Show de Alejadro Molina" - Sin duda un programa excelente, con una gran cuota de refinado humor, pensamiento, música, reflexión, literatura, ARTE. 
Un elenco verdaderamente impresionante acompaña al querido Alejandro, entre ellos, Gillespi, Silly, Rolón, Mundstock, Lobo, y otra enorme cantidad de participaciones estelares.
Una verdadera joya de tan solo 13 capítulos -para no saturar, ni ser en exceso breve- 
Lo pueden ver todos los Viernes -que no haya paro- a las 22:30 por Televisión Nacional de Uruguay (canal 5 en Montevideo) o mediante el canal de Youtube de la productora 100 BARES (aquí el enlace)

•Louis Theroux. - Conduce una serie de documentales bastante interesantes -y a veces crudos- desde una perspectiva diferente, dado que forma parte de las realidades que documenta. Aquí una sinopsis.

Es emitido por Televisión Nacional de Uruguay todos los Miércoles a las 23:00.


Lecturas.


•Prontuario de Comendiantes // Gonzalo Curbelo (Tücci) He de confesar que no leí el libro en su totalidad, solo alcancé a leer algunas partes al azar, mas a juzgar por ello, diré que me pareció impresionante. Sin dudas un libro de humor del bueno, que en breve estaré retomando. Disponible en todas las librerías decentes.

El propio fútbol uruguayo // Andrés Reyes Librún. Para los que gustan de un humor ácido y del alicaído balompié nacional resulta una cita obligatoria. Con exquisitas frases a pie de página que hacen las delicias del lector, lectora y otro. Edita Palabra Santa y lo pueden encontrar en todas las librerías medianamente respetables.

Web.

Además de todos los blogs aquí recomendados hoy recomiendo visitar 42

Entreténganse, disfruten y pasenla bien, que la vida es solo un día!
Les quiere Detaquito.

Obertura // Alejandro Dolina-Orquesta Sinfónica Nacional (Argentina) // Tangos del Bar del Infierno

jueves, 23 de agosto de 2012

Frases Detaquito®

"Romper una amistad para (intentar) iniciar una relación de pareja puede o no valer la pena, pero hay que hacerlo cuándo se siente necesario"

Experiencias personales, zonales, zonales, me han demostrado que en general no vale la pena, pero eso, asumo se debe a que YO no valgo la pena. En todo caso, si se siente necesario deberá proceder a quebrantar esa amistad y para ese caso, querido lector, lectora u otro, creame le deseo la mejor de las suertes.

Biromes y servilletas / Leo Masliah

lunes, 20 de agosto de 2012

Justicia Divina

Hace un tiempo ya que tengo ganas de tocar este tema. Generalmente, cuándo intento hablarlo la mayoría de las personas huyen despavoridas a otras realidades; y a decir verdad los comprendo, he de confesar que este servidor procedería de la misma manera ante una situación similar. 
Es un tema demasiado denso, que probablemente no conviene traer a colación, mas me interesa dar mi opinión y poder contrastarla con la de ustedes, queridos lectores, lectoras u otros. Sin más preámbulo, les invito a a abordar el tren de la metafísica.

Para comenzar he de decir que no creo en la vida después de la muerte, en parte por mi condición de escéptico (ateo radical, suelo ser dogmático en exceso) y en parte debido a consecuencias de experiencias personales (para quienes no sepan, hace ya varios años, estuve internado en coma 4, lo más cercano a la muerte que se puede estar). 
No recuerdo absolutamente nada del momento de inconsciencia, pues simplemente, nada fui.
Resulta abrumadora la idea de la no existencia, pero creo haberla vivido. Muchas personas atribuyen mi recuperación a fuerzas sobre humanas, otros al equipo médico y otros a vaya uno a saber que. Pero solo una persona me preguntó "¿qué se siente?" Retruque -cómo ya mencioné- con un simple NADA.

Unos años más tarde del accidente, comencé a cuestionarme ciertas cosas, entre ellas ¿Por qué la gente cree en un ser supremo, todo poderoso y justo, que todo lo ve y todo lo decide? Y creánme que la respuesta que osé hallar, no es alentadora.
 A mi juicio, muchas personas necesitan creer en ese supremo salvador, ese redentor que decide quién obtiene el paraíso y quién el castigo eterno, dado que la vida terrenal (hasta el momento la única conocida) es demasiado injusta.

¿Cómo no querer un juicio final? Es claro que resulta muy tranquilizante la idea de que quienes aprueben su estadía mundana serán adjudicatarios del gozo perpetuo, y que en contraposición, quienes hayan sido tiranos obtendrán el escarmiento hasta el fin de los tiempos.
Si soy honesto, esta idea resulta muy tentadora, máxime dado el actual paradigma en el que vivimos, en dónde los abusos están a la orden del día y pese a todo JAMÁS es posible resarcir al damnificado en su justa medida, más allá del hecho de que la Zoociedad cuente con un vasto conglomerado de normas y sanciones para quienes infringen los códigos morales y legales.

Aquí haremos un parate y plantearemos la siguiente hipótesis de un mundo son sistemas judiciales que funcionen a la perfección y que por ende ningún individuo hacedor de una fechoría quede impune.
Aun en un mundo así, JAMÁS se logra resarcir en forma justa a la víctima. Pongamos por caso un delito de violación, en dónde capturan al miserable y le aplican la máxima de las penas (aquí que cada lector, lectora u otro, imagine la sanción que crea apropiada, pena de muerte, cadena perpetua, etc.), ninguno de los castigos elegidos,subsanará la atrocidad que le fue practicada a la víctima. Nada ofrecerá una compensación absoluta. La víctima seguirá cargando el peso de la injusticia cometida en su contra. 

Lamentablemente, ese es un mundo hipotético, casi utópico, y para colmo de males, el caso planteado es uno de una larga lista, por ejemplo, un conductor ebrio mata a un peatón, un niño muere de hambre, un operario pierde un brazo por una falla de la maquinaria que opera, un dictador persigue y aniquila a un pueblo, una familia es condenada a vivir en la pobreza, etcétera, etcétera, etcétera.

Por ello, creo más que atendible y respeto mucho a quienes deciden creer en la justicia divina, y hasta he de confesar que me siento tentado a aceptar la idea de la existencia de la misma, pero no creo en ella. No creo en una redención final, creo en un mundo injusto e imperfecto.
Quizá -desearía equivocarme- mi visión sea demasiado pesimista.

Saludos y gracias por leer.
Les quiere Detaquito.-


What a wonderful world // cover Joey Ramone / Don't Worry About Me

sábado, 18 de agosto de 2012

Frases Detaquito®

"Cuándo en tu cabeza las palabras se enreden, cuándo la razón no tenga la respuesta,
recurrí a tus sentimientos."

Mi viejo me dijo que el pensamiento en exceso paraliza. Cuanta razón tiene. Me dijo también, que a veces conviene pensar menos y sentir más. Cuanta razón tiene. Deberíamos dejar de lado ciertas razones más a menudo y abrirnos a sentir más. Debería.

Límite perpetuo / Hereford // Ruido.
 

jueves, 16 de agosto de 2012

Publicar en 3 meses

Inseguridad, morbo, injusticias, morbo, indiganción, morbo, irresponsabilidad, morbo, negligencia, morbo, política, morbo, dolor, morbo, trauma, morbo, histeria, morbo, intolerancia, morbo... y así podría seguir por un buen rato.

Este pseudo artículo fue escrito el Miércoles 16 de Mayo de 2012. Debido a una política personal y -por ende- del blog no suelo tratar los temas de actualidad que están en boca de la mayoría de las personas, simplemente porque entiendo que se genera una saturación que asfixia.

En estos tiempos que corren, la violencia es el tema que destaca en la mayoría de los medios masivos de comunicación. Violencia que se atribuye a miles de causas, la mayoría de ellas, inexactas y equívocas.
En televisión, radio, prensa y medios digitales, la mayoría de los ciudadanos se ha hecho eco del complejo tema de la violencia. 
No pretendo ser confundido con un autócrata fascista, pero a veces pongo en duda ciertas bases de la democracia, no por la democracia en sí misma, sino por la estupidez humana.
Cualquiera tiene derecho a opinar, y cualquiera opina. Algunas opiniones no deberían estar permitidas.

Los hechos, son lamentables y deplorables, de eso no cabe duda alguna. La vida siempre vale mucho más, y sí, verdaderamente es injusto y rabiosamente estúpido, que sea quitada con tal impunidad. Pero olvidamos algo grande, señores y señoras. Salimos a la calle a protestar -lo que parece resultar justo y válido- presos de la impotencia y el dolor que produce la pérdida. Pero olvidamos algo grande, señores y señoras. Exigimos de inmediato justicia, clamamos por mayor dureza a la hora de ajusticiar a los criminales e incluso de juzgarlos. Pero olvidamos algo grande, señores y señoras.

Olvidamos que la violencia es mucho más. Muchísimo más. La mayoría entiende al hecho puntual, concreto, radical y extremo como acto violento. Los medios, ni lerdos ni perezosos se aprovechen de ello y lo difunden. Esto genera un círculo morboso, unos lo difunden, otros lo consumen, varios se aprovechan.
Producto de ello, se establece un preconcepto de violencia que abarca mayoritariamente los famosos "crímenes policiales", a decir, homicidios, atentados contra la vida, asaltos, rapiñas, hurtos, arrebatos, negligencias a la hora de conducir, accidentes de tránsito, etc.

La Zoociedad -o al menos una importante mayoría- tiende a caer en el vago razonamiento de que la única forma de combatir a la violencia es la mano dura, el poder coercitivo y punitivo del estado. A causa de esto, surgen las iniciativas populares -y populistas- como la baja de la edad de imputabilidad penal, la pena de muerte, por citar algunos ejemplos destacados. 

Ahora bien, analicemos un poco la situación, salimos a la calle a protestar por la pérdida humana -por ejemplo- y nos indignamos por ello. Hacemos campañas chauvinistas en las redes sociales y nos quejamos a más no poder de lo mal que está todo. 
Me pregunto yo, -lo que sigue es verídico- ¿cómo llaman estos uruguayos indignados al hecho de que un canal de televisión abierta emita en reiteradas ocasiones un vídeo de una cámara de seguridad en dónde se aprecia perfectamente cómo asesinan a sangre fría a una hombre que se encontraba trabajando? (Sin contar el hecho de que fue emitido en horario de protección al menor.)

Despierten, uruguayos indignados, la violencia va mucho más allá de lo que creen. A diario se viven hechos de violencia que son tomados con naturalidad. Cuando ven a un gurí en un semáforo o en un bondi pidiendo guita ¿qué mierda creen que es eso? Y sin embargo, esa ingente masa de uruguayos indignados tiende a la indiferencia en casos como el anterior. 

Claro está que es difícil de parar este maquiavélico engranaje. Pero seguro es que si se recurre a la violencia, violencia se obtendrá.
Educación, educación, educación. 

Con ustedes: Pueblo Podrido / Cuarteto de Nos // Raro