lunes, 23 de diciembre de 2013

Dos millares y catorce unidades de año, por favor.



Todo indica que el dos mil trece llega a su fin, dejando atrás trescientos sesenta y cinco días de vida y de muerte.
Diciembre no es mi mes favorito, ya lo sabe el querido lector, lectora y otro. No me agrada en absoluto todo el circo alrededor de las fiestas de Navidad y Año Nuevo. Sin embargo, año tras año, ahí estoy, levantando mi copa a las doce, fundamentalmente en el comienzo de siguiente año. Contradicciones tenemos todos.

En esta ocasión no prometeré nada, ni trazaré objetivos, ni desearé felicidad por compromiso, ni saludaré al más próximo que encuentre. Nada en absoluto. Solo me limitaré a levantar mi copa y brindar, brindar por todo lo bueno y lo malo que pasó y pasará. Brindaré por la gente que quiero. Por ustedes queridos amigos y amigas bloggers, que como dije una infinidad de veces, han sabido salvarme. Brindaré por la familia de TPLMP, por todo lo que significa, por mis amigos, por mi familia, por toda esa gente a la que quiero y necesito.

Y también brindaré por mí, por lo que soy, lo que fui y lo que seré, con las pocas virtudes que pudiere tener, y con todos mis errores y defectos. Por los aciertos y las cruces.
Voy a brindar saludando al nuevo año con un guiño, sin esperar demasiado de él, no por desencanto -para eso está la vida- sino porque pienso ir a buscar en él aquello que me falta.

Así que cuando el relos* señale que es tiempo de renovar esperanzas, trazar planes y nuevos objetivos, este humilde servidor, alejado de todo eso, tendrá su copa en alto y gritará ¡SALUD! a viva voz, por todos, en un grito que más que deseo dirá una mezcla extraña y caótica de agradecimiento y desahogo.-

En tanto, mozo, sirva a la barra dos millares y catorce unidades de año, por favor.

jueves, 19 de diciembre de 2013

Tengo ganas.



LA MÚSICA DEL BAR

después del turno no me esperen
hoy no los pienso acompañar
el fin de mes me trae mal
y este es un viernes especial
porque esta noche tengo plan
voy a buscarla cuando salga
para salir a conversar
jugado entero a mis palabras

y suena la música del bar
canto victoria en la vereda
puedo arreglar lo que hice mal
puedo abrir una brecha

hace dos siglos justo acá
en una noche de febrero
tronaba el batallón inglés
que dejó la ciudad ardiendo
brindemos por nosotros dos
y por los muertos en la guerra
por las historias de amor
que nacen en la Ciudadela

nos dicen que van a cerrar
no queda nadie en la vereda
dije: “me muero por un beso tuyo”
y me equivoqué
ahí me equivoqué

y suena la música del bar
canto victoria en la vereda
puedo arreglar lo que hice mal
puedo abrir una brecha

esta es la música del bar
canto victoria en la vereda
no pierdo nada con probar
no pierdo nada

Un mundo sin Gloria. Garo Arakelian.

lunes, 9 de septiembre de 2013

Cosas que pasan...

Es la segunda vez que me sucede una situación así. Pero esta vez, solo por molestar decidí publicar esta porquería de texto que le dejé al Sr. M. en su casilla de entrada.



Buenas noches Sr. M. 
Viernes 09/08/2013 - 19:10

Antes que nada, es evidente que usted no ha escrito este correo electrónico, y menos aun se lo ha enviado.
No, este mensaje lo escribió un simple usuario de ciber que prefiere, por razones de comodidad, mantenerse en el anonimato. No soy un hacker que ha hurtado la contraseña de su dirección de casilla de correo, ni mucho menos, simplemente fui el cliente siguiente a usted en la máquina número seis del "Ciber Sur" sito en Avda. Millán esq. Avda. L.A. de Herrera.

El motivo de este mensaje de apercibimiento -por llamarlo de alguna manera- es para indicarle que ha dejado usted abierta su cuenta de correo "*************@gmail.com" en la mencionada máquina del cibercafé. 
Podría yo haberla cerrado y no incluir este mensaje pseudo moralista y que todo siga su curso, sin prestarle demasiada atención, mas no siento que sea lo correcto dado que, como internauta, me preocupa la seguridad informática.
Para que no le vuelva a ocurrir este percance -ha tenido la suerte de que no me interesa causar mal alguno- le doy un par de recomendaciones a seguir la próxima vez que utilice una computadora pública.

1 Simpre que utilice una computadora de acceso público (como la de un ciber) procure navegar usando la función de navegación privada o de incógnito que todos los principales navegadores ofrecen.
Para activarla, debe usar una combinación de teclas que varían según el navegador, a saber:
  Google Chrome  ►  Ctrl + Shift + N
  Mozilla Firefox   ►  Ctrl + Shift + P
  Internet Explorer ► Ctrl + Shift + P
La navegación privada o de incognito, permite que usted navegue con confidencialidad, pues el navegador no registrará ningún dato de historial, contraseña o sesión, todo será borrado y cerrado una vez que usted cierre la última de las ventanas abiertas.*
De este modo, no solo no sufrirá este tipo de percances, sino que nadie podrá acceder a los sitios en los que usted hubiere navegado. Privacidad, en pocas palabras.

•2 Si la pc pública en la que debe trabajar no dispone de navegadores con esta función -ya sea porque no las tenga o utilice versiones muy antiguas (Firefox 3 o menos, Explorer 7 para abajo) deberá hacer lo que se hacía en la vieja escuela, que es cerrar sesión en sus diferentes cuentas de correo, comprobar que no quede nada abierto, y borrar manualmente los datos de navegación (generalmente se accede a través de la barra de herramientas del navegador, en el apartado herramientas)
Es un poco más engorroso, pero es algo necesario si usted quiere mantener la poca privacidad que nos va quedando en internet. Igualmente, es poco frecuente en la actualidad, encontrarse con máquinas que posean navegadores tan obsoletos, pero, nunca esta de más saberlo.

*Las descargas y datos que haya almacenado en el equipo si quedan, ya que no dependen del navegador, sino que pasan a estar alojadas en el disco de la pc.

Por último, y a modo de despedida, le pido que vele por su seguridad informática, le dejo un video a modo de ejemplo, http://www.youtube.com/watch?v=ntHsv4EmuTo Es algo que todos más o menos intuímos, pero que no deja de resultar chocante a la hora de la contrastación.-

Saludos y espero que esto que me he tomado el trabajo de escribir -con pésima sintaxis, por cierto- sirva para que navegue de forma más segura.

Nuevo paquete de actualizaciones

Correo a una amiga.

¿Qué tal mi querida profesora?
Le cuento que, como ya le adelanto Rodríguez (Enrique para la barra) el Miércoles próximo pasado ingresé a trabaja en la sección de contaduría de FRIPUR. Sin dudas ha sido una gran alegría, no solo por encontrar un empleo que me agrada -tanto por las tareas que debo realizar, como por el grupo humano que conforman mis compañeros de oficina- sino también por terminar con una búsqueda que se extendió un par de meses más de lo que había previsto, con un par de entrevistas bastante frustrantes en el medio (usted recordará  esa que le conté, en la que me hicieron ver manchas y preguntas genéricas y -a mi gusto demasiado estúpidas-  para determinar si era apto o no).

Aquí en FRIPUR todo fue bastante más sencillo y concreto de entrada, me sometieron a 3 entrevistas, la primera general, para conocerme, la segunda fue una instancia de pruebas (de cálculo, contabilidad, comprensión lectora y digitación) y la tercera la entrevista con el contador general para que de el visto bueno...y  agraciadamente, ¡quedé seleccionado!

Aparentemente me encuentro apto para realizar tareas contables de registación, pero no para interpretar manchas aleatorias en una hoja, jejejeje.
Supongo que eso de las manchas y todas esas patrañas debe estar propiciado por el auge de las consultoras, y porque las empresas pagan a ellas para que se encarguen del proceso de selección. Mas ese trabajo debe ser justificado, ergo el postulante es sometido a pruebas muchas veces absurdas paralas tareas a desempeñar (Ej.: a mi hno, le hicieron el mismo test para operario de depósito part time.)

El trabajo en sí, de momento es relativamente sencillo, lo que más cuesta es familiarizarse con el sistema informático y con las rutinas a seguir tras los diferentes hechos contables (dado que al ser una empresa de gran porte existen infinidad de movimientos diarios).
Otra tarea que rsulta por demás ardua, es memorizar el nombre de todos los compañeros de oficina (¡no menos de 30!) a los que todos los días les tento que preguntar el nombre.
Pero asumo que con el tiempo sortearé esos pequeños obstáculos y al cabo de unas semanas ya estaré desarrollando todas las tareas que sean de mi competencia en su total plenitud.

En fin, esas son las novedades más sigificativas de estos últimos tiempos. Aguardo su respuesta.
Sin más, me despido. 
Un gran abrazo, Danilo.

miércoles, 26 de junio de 2013

Saludamos a alguien especial (V)


Un día como hoy, pero de 1990 nacía en la ciudad de Montevideo una gran persona, gran amigo, compañero, honesto, racional, sarcástico irónico, pensador, en fin un gran hombre una persona a quien este blog le debe mucho, alguien a quien estimamos, nuestro procer, y por qué no, el procer de todos!

Enhorabuena por este año más de vida, estimadisimo Danilo!!!

FELICIDADES! Brindamos por vos!

(El día que cambie este lamentable texto de porquería para mi cumpleaños, ya no seré yo.)

miércoles, 19 de junio de 2013

Temporalmente fuera de servicio II


Queridos amigos bloggers, dora sufrió un pequeño ataque binario y se encuentra internada. Esperemos que en breve le den el alta. De momento, mi participación en blogger se verá -aun más- reducida. Sepan disculpar las molestias, estamos trabajando para ustedes.

Les quiere Detaquito.

martes, 11 de junio de 2013

Entre penumbras.

Soñé que mi amor vivía en la calle Aranguá. Iba a por ella. Tenía que estar en su casa de la calle Aranguá a eso de las 19 horas, pero a las 18:16 ya estaba por la zona de su residencia. Además de estar llegando 45 minutos antes de lo convenido, mi problema era que no encontraba la calle en cuestión, de hecho, transitaba por una paralela, que salía a la rambla, porque en mi sueño, la calle Aranguá queda en el Buceo.


Los sueños tienen esas cosas, no son bien recordados, mueren al alba. Por eso no recuerdo el nombre de la calle paralela, mas se bien que salía a la rambla y que por celular lograba comunicarme con mi amada. Se que hablé con ella, pero su voz me es imposible recordar o acaso imaginar.

En el auto -porque manejaba- iba por la rambla buscando el primer retorno para pegar la vuelta en U y poner rumbo a Aranguá, la calle de mi amada. Tuve una imagen satelital de la calle en el GPS. Realmente quería llegar a su encuentro. Pero el despertador, tirano, impío e irrespetuoso, se encargó de tirar por piso todos mis esfuerzos.

Y ahí quedó un encuentro a mitad de suceder, que no logró ser por infames minutos. Me pregunto que será de mi amada, si aun sigue allí, esperando a mi llegada, ¿qué será de ella? Apenas la soñé y ya la extraño. ¿Y de mi? Ya no soy el mismo.

A veces no se ni para que sueño, te juro.

Perdón, perdón amada mía, perdón por no haber llegado, pues a pesar de ser un sueño, una vez más te he fallado. Ansío volver a los terrenos de Morfeo para concretar nuestro encuentro, pero algo en el corazón me dice que te he perdido en el recuerdo.
Y como no pude despedirme, ni siquiera abrazarte, decirte en soñadas palabras cuanto te quiero, amada mía, te escribo estas líneas, torpes, insuficientes e inadecuadas, para intentar -aunque en vano sea- redimir mi error.

viernes, 7 de junio de 2013

Bonus track


Hace tiempo que no dejaba una pieza musical en la porquería. Hoy me dieron ganas de dejar esta obra de arte del amigo Fernando Cabrera, Viveza. NO tengo mucho más que agregar, salvo que disfruten del video.

De yapa, esta joya de la querida profesora Andal13, que retrata al propio Fernando. 

Retrato extraído de Lápiz y Papel de Andal13

jueves, 6 de junio de 2013

Pocillos vacíos.

Una tenue brisa otoñal invadió el vetusto bar del Pocho. Ya eran más de las siete de la tarde de aquél Jueves de Abril. La tertulia, como de costumbre, había terminado y solo quedábamos Rosiello, Salas, Pocho, y quien suscribe, junto a unos pocillos vacíos y restos de puchos en la mesa del Conde (así le decíamos a Rosiello, que insistía abnegadamente en hacernos creer que perteneció a la nobleza italiana, habiendo heredando el título de "Conde di Potenza".)
Pese a la prohibición estatal, en el bar del Pocho aun se sigue fumando, solo los contertulios asiduos tienen tal concesión; aunque a decir verdad, Pocho ya está grande y cualquiera le fuma en donde se le cante. 

Foto robada de aquí
El primero en llegar fue Horacio, el barajador. Él no sabe nada de truco, no entiende el juego ni le gusta, pero por unas grappas o cañas nos hace de barajador. Siempre se presenta puntual, esperando la clásica medida de bienvenida, algo así como una especie de presentismo.
Unos minutos más tarde llegaron dos jugadores más, venían juntos, como de costumbre. 

El flaco Jesús bromeó al entrar "disculpen muchachos, saben que con esto de la eternidad, la puntualidad es un concepto irrisorio" a lo que su compañero de juego retrucó -mientras se sacaba la capa- "Si, en realidad él quería resucitar a los cinco minutos, pa' dejar a todos con el culo a dos manos, ¡pero también se le pasó y terminó haciéndolo tres días después en una cueva cagada!" 
"La puta que te parió, tiznao" le respondió el flaco al diablo, entre carcajadas.

La espera por los demás jugadores fue muy amena, al igual que todos los Jueves. Entre humoradas, grappas, cañas y puchos, cada uno fue tomando su lugar. Pocho, desde el mostrador, llamó a Horacio para hacerle entrega de los cascados mazos de cartas tatú. 
"A ver si cambiás las cartas, amarrete" le gritó Salas a Pocho, pero un "Pagá lo que debés, atorrante" le dio vuelta la tortilla. Alguien rió.

"Arrancamo' así" dijo Salas, "total estos no se sabe a que hora pueden caer". 
"Y bueno, dale si te pinta" respondió el flaco Jesús, y agregó "che, tiznao, ¡traete unas grappitas que arrancamo'!"
"¿Tiramos reyes para saber quién es con quién, o seguimos con las parejas de las semana pasada?" pregunté. "No, seguimo' las mismas que esta vez les vamo' a romper el ojete" replicó el diablo.

El juego comenzó.

miércoles, 24 de abril de 2013

Luz de Luna

Shhhhhh, alcancé a susurrar, nada más que eso. Pero ella insistía en continuar la charla, quizá por mi siliencio, que al igual que el de Salzman, era mal interpretado, yo no me mantenía callado para darle paso a sus tediosas historias, o por respeto, a decir verdad no me interesaba en aboluto escucharla. 

Sin embargo, desde su boca las palabras se sucedían una atrás de la otra, sin convenientes, y necesarias, pausas, como una diarrea verbal.
A esa altura, imaginarme escena de una diarrea no era lo mejor que me podía pasar, las malas asociaciones siempre fueron mi fuerte. 

Empecé a apurar el paso en señal de mi descontento, y también con la estúpida esperanza de que su locuacidad cediera ante el inmenso y acogedor silencio, mas no por cortesía a la soberbia escena nocturna que nos acogía, sino por el indecoroso motivo del esfuerzo físico realizado al intentar seguir mi marcha. 


Por unos minutos fue peor de lo que imaginaba, a medida que aumentaba mi ritmo, la intensidad del diálogo (que desde varios minutos atrás ya era un monólogo) que sostenía era mayor, manteniendo una especie de sincronización entre el andar y el caudal de palabras que su boca escupía. 

Hasta que por fin ocurrió, me agarró del brazo y me preguntó, "¿qué pasa que vamos tan apurados?"  
Nada, me di cuenta de que no te quiero. Respondí.
Entonces ella se fue, me dejó solo, caminando hacia la oscuridad, en el más absoluto silencio, bajo una tenue luz de luna.
Desde aquella vez jamás volví a caminar junto a la muerte.

miércoles, 10 de abril de 2013

μ Mem (Ahora II)

Nota: esta confesión fue escrita para Z-0, y es de las pocas cosas que me atrevo a hacer públicas de ese rincón de bits tan personal e íntimo. Sucede que los cíclos, a menudo, resultan más cortos de lo que uno puede imaginar... Sin presagio de tormenta, ayer, fue una linda noche.

 

2011- Principios de Setiembre.

Linda noche.
Me vi obligado a salir. Culminado el encuentro que suscitó mi salida, me encontré caminando solo, de regreso a casa. Ciertamente estaba fresco, pero agradable. Algo extraño, tanto como yo.
Pude percibir una tormenta aproximándose. Quizá por causa del viento que resoplaba con intensidad agitando las frondosas copas de las Tipas Blancas, ó tal vez la Luna asomando entre un halo de ligeras nubes que desgarraban un abrumador cielo nocturno. No sentí electricidad en el aire, pero percibí la llegada de un temporal.
¿Acaso será por mi admiración por las tormentas eléctricas?
Lo desconozco.

Linda noche. 
Tal vez, más linda aun sin la -por momentos- agobiante soledad que -irónicamente- caminaba junto a mi.
Caminé a merced de mis pensamientos. Dimes y diretes personales, zonales, zonales; que me apabullan cuestionándome a cada paso mis ideas, pesares, pareceres, acciones.

Entonces sucedió, cómo por arte de magia levanté mi cabeza al cielo y, por un rato, fui más solo que nunca. Dejé mis pensamientos y me limité a disfrutar. Después de todo, era una linda noche.


Gracias por leer.
Danilo.

martes, 26 de marzo de 2013

Un pequeño resumen.

Antes de comenzar el pseudo artículo, quiero hacer una breve referencia a un hecho que resultó pesaroso; me refiero a la pérdida de las transmisiones de Fórmula 1 por parte del equipo de Mario Uberti. 
Tras treinta años ininterrumpidos de emisión -de los cuales pude vivir dieciséis- se han visto obligados a cesar las mismas por un tema de derechos de televisación. 
Según elocuentes explicaciones de Uberti, el precio para acceder a la retransmisión en diferido de los GPs de Fórmula 1 es excesivamente alto e incosteable, y cito  "pues una cosa es que no sea redituable y otra, que de pérdidas." Esto demuestra el esfuerzo y la dedicación que Mario y su equipo han hecho durante años, quizá, hasta generando ganancias irrisorias o nulas, pero siempre llevando un producto de calidad a los televidentes. 
Gracias por todos estos años, querido Mario, gracias por darme a conocer, de la mano de mi abuelo y mi viejo, este fascinante mundo de la Fórmula 1. Espero que en el futuro cambie la pisada y para el 2014, con el retorno de los motores turbo, también se de el retorno de las excelentes transmisiones, y que volvamos a escuchar el clásico "¡Qué tal, qué tal amigos, bienvenidos a una nueva temporada de la Fórmula 1 Internacional"

Comenzó la temporada 2013 de la Fórmula 1, ¡y vaya comienzo!.

MELBOURNE

A las 3 de la mañana (GMT -3) estaba al firme, con la espectativa al máximo a la espera de la largada del primer GP del año. Fue una gran carrera, que nos mostró que Ferrari, Red Bull, Lotus y Mercedes son muy fuertes, al menos en el comienzo. 
Con una gran gestión de neumáticos, Kimi sorprendió a todo el paddock y se hizo de con la primer victoria del año. Le escolto Alonso, de gran carrera mostrando una Ferrari muy competitiva, siendo junto con el ganador, los coches más veloces en pista. 
El podio lo completó un Vettel rápido, pero no a la altura de los dos primeros, dado que el RB9 sufrió de sobremanera la degradación de los P Zero y no pudo obtener un rendimiento óptimo del coche. Lo mismo pasó con su compañero de equipo. 
Massa con la otra Ferrari, acabó cuarto después de una decisión conservadora en la estrategia de la segunda parada. 
La quinta plaza fue para Hamilton que se mostró con un muy veloz y Mercedes. 
Hay que destacar la carrera de Sutil con su Force India, que acabó séptimo sufriendo mucha degradación en el tercer stint con super blandos, en lo que fue una decisión poco feliz, ya que le hizo perder dos posiciones que tenía legalmente merecidas.

En general, puedo afirmar que Melbourne nos mostró un gran espectáculo, y que la -casi interminable- espera valió la pena.

MALASIA

Lo qué le faltó al GP de Australia fue polémica, y precisamente eso nos trajo Malasia, ¡y en cuota extra!

Toda la polémica arrancó muy temprano, en la vuelta dos, para ser exacto. Hago referencia al error -pues ese es mi concepto- que cometió Ferrari y Alonso al no entrar a boxes después de experimentar serios daños en el morro del F138 tras colisionar con Vettel, que -según dicen, pues yo no lo vi en el momento- frenó por demás dejando el RB9 casi parado.

Como antes dije, en mi opinión, esto fue un error, Alonso debió entrar a cambiar el morro, si bien relegaría muchas posiciones, habría continuado en carrera y quizá en los puntos. Massa demostró que el ritmo del F138 era consistente y veloz.

Algunos hablan de valentía, pero no creo que sea justificación suficiente, y menos en la F1 en donde todo es analizado al más mínimo detalle. No pasaba por el coraje, o la fortuna, no son razones valederas para intentar justificar el error, y menos en Ferrari. 

Capítulo 2: Vettel-Webber y Red Bull.

Pasados dos tercios del GP, Webber era cómodo líder escoltado por Vettel. Una vez realizada la última parada, ambos pilotos de la escudería Austríaca recibieron EXPLÍCITAS órdenes de equipo que dictaban a conservar las posiciones SIN LUCHA hasta el final de la carrera, esto es para conservar los neumáticos y no arriesgar los monoplazas al fraticidio cómo en el capítulo uno allá por el 2010 en Turquía. Pero Vettel en un decisión personal optó por contrariar todas las órdenes de equipo y lanzarse a adelantar al Mack -cosa que consiguió. 
Es problema es que, una vez que las órdenes son dadas a los pilotos, estos acomodan los reglajes del coche según las determinaciones del box. 
Hete aquí que al dar esa orden, Webber, atento a ella, cambió a un mapa motor distinto, de crucero, con mezclas de combustible menos ricas para preservar el monoplaza y no arriesgar a ningún daño. Esto mismo debería haber hecho Vettel, si se hubiese apegado a los dictámenes del equipo, pero no.
Atacó, y vaya que lo hizo, logró sobrepasar a Webber en una osada maniobra que puso en jugo la integridad de ambos monoplazas.
Y se salió con la suya, ganó. 
El enojo de Webber es más que entendible, Vettel pudo haber arruinado ambas carreras en la osada maniobra de sobrepaso, desatendiendo a lo que su equipo había explicitado varias veces.
Muchos dicen que el campeón correr para ganar, y que es su sed de victoria lo que lo hace más grande, pero en este caso Vettel lleva las de perder. No por el sobrepaso en sí, que enriquese el deporte y el espectáculo, sino por contrariar las órdenes de equipo.

Como Ferrarista, siempre ponderé la importancia del equipo por sobre la del piloto, ya que es este quien provee de medios al mismo, los pilotos va y vienen, pero los grandes equipos son los que se mantienen, los que forjan las historias que los demás cuentan. Vettel sin Red Bull no sería lo que es, y esto no es en desmedro de su talento, creo que es uno de los más rápidos en pista, sino el más. Pero de ahí a contrariar lo dicho desde el box, es demasiado.
Y hay otro acto de poca caballerosidad que es el hecho de ir lanzado a por la punta sabiendo que quien está a la cabeza espera que no lo ataquen y haya configurado el mapa motor a crucero, practicamente "apagado" para terminar la carrera. Es desleal, de poca hombría.

Webber  muy enojado dijo que Vettel se iba a salir con la suya, y que el equipo lo iba a proteger, y -lamentablemente- creo que así será.

Mercedes, Brawn, y Lauda.

La otra polémica la sembró el equipo Mercedes GP, al no permitir a Rosberg ir a la caza de Hamilton, su compañero de equipo. Lewis, que acabó tercero, tenía orden de ahorrar combustible, para acabar la carrera, pero Nico que se encontraba detrás de él venía con un mejor ritmo y se sentía confiado para adelantarlo e ir a la caza de los Red Bull. 
En reiteradas ocasiones pidió confirmación por radio para sobrepasar a Hamilton (así debe hacerse, consultando al equipo antes de proceder) pero Ross Brawn se la negó alegando razones similares a las de Red Bull. 

Aquí entiendo yo que hay una diferencia con el caso de lo de Milton Keynes. Pues Hamilton, necesitaba ahorrar combustible, por lo que con un mapa motor que enviaba mezclas menos ricas, el coche necesariamente sería más lento, mientras que Nico se mostraba con un gran ritmo. La diferencia está en que Nico, al -en teoría- superar a Lewis, podía ir a por los Red Bull y conseguir un mejor puesto para la escudería. Ahí creo está el error al no dejarlo pasar. 
Igualmente, aunque Nico se haya enojado y dicho unas tonterías por radio, hay que destacar que, a diferencia de Vettel, acató las órdenes de equipo y en ningún momento atacó realmente a Lewis.


El podio del GP de Malasia fue uno de los más amargos de los que recuerdo en estos dieciséis años que llevo siguiendo a la F1, con un Webber que mostraba una cara de tristeza, quizá por la impotencia de saber que Vettel, una vez más se saldrá con la suya. 
Las imágenes lo muestran todo. Webber no abrazó a Vettel, y yo tampoco lo hubiera hecho.
 

Antes de cerrar el pseudo artículo, quiero destacar el trabajo que venía realizando Jenson Button con su McLaren, que se no ser por un infortunado error en boxes seguramente habría terminado cuarto o quinto. Se nota que la gente de McLaren está trabajando duro para revertir este mal comienzo de temporada. Como dije desde un principio, no los descarto para nada, ellos mejor que nadie han sabido demostrar que son capaces de revertir situaciones adversas en muy poco tiempo.

Así, querido lector, letora u otro, llegamos al final de un pseudo artículo que resume lo acontecido en el mundo de la F1 en la visión de este servidor.
Será hasta la próxima, luego del GP de Shangai el 14 de Abril, ¡hasta entonces y gracias por leer!

lunes, 11 de marzo de 2013

Un análisis muy pelotudo.

Dentro del concepto de mundo ideal que se expone en Zeitgeist II, se aprecia que una de las premisas derivadas de la propuesta es la ausencia de la publicidad. Resulta evidente que ante la no existencia de mercados -al menos en los términos en los que hoy los conocemos- la publicidad no tenga el espacio que en la actualidad posee y que tienda a desaparecer, dado que si no hay artículos que comercializar, no habrá artículos que requieran ser publicitados.

Hoy día, la publicidad, en todas sus formas, es parte de la rutina cotidiana de la vida de una persona promedio. Existe una sobrecarga constante de avisos de todo tipo en todos los lugares comunes. Ante tal sometimiento, el individuo reacciona de maneras diversas, mas es evidente que tales estímulos no pasan desapercibidos, al menos en algún sentido. He ahí uno de las controversias más importantes que genera la publicidad, o acaso el bombardeo incesante de la misma.

Las pautas comerciales han evolucionado radicalmente, se ha dado paso a la creación de ciencias que estudian y determinan el comportamiento de los individuos ante ciertos estímulos. Quizá en tiempos remotos, la publicidad se enfocaba de forma directa en el artículo a vender, me suena el ejemplo de un antiguo y famoso eslógan que rezaba "Drink Coke" simplemente eso. Pero en los tiempos que corren, otro gallo canta. La mayoría de las pautas actuales no hacen referencia al artículo en cuestión en forma directa. Realizan algo que genera ciertos temores en este servidor.
Hoy día se apunta a la consolidación de un estereotipo, en todas las áreas, y ese modelo estándar marca de forma flagrante el camino a seguir para alcanzar una serie de valores y/o sentimientos comunes con los que la mayoría de las personas se siente identificada.

Para quién suscribe, en estos tiempos, resulta prácticamente imposible no hallar un estereotipo que no se correlacione con alguna clase de individuos. En otros términos, se ha diseñado hasta el estándar del no comprador.

El problema radica en la masificación, aceptación y sustitución de los estándares que la publicidad introduce. Al cabo de un tiempo, resulta indispensable tener una botella de refresco para ser feliz, o pintarrajearse de verde para disfrutar, o que la hiperconexión es indispensable para la vida social. 

Cuándo se transgreden ciertos límites y se instauran determinados preceptos, el problema se agudiza, pues las bases de las necesidades, valores, e incluso emociones y sentimientos individuales, han sido sustituídas por estándares comerciales que responden a los intereses de privados de algunos pocos. 
De esta manera, se pone en funcionamiento un perfecto círculo de sometimiento, que resulta ser la mejor de las prisiones.-

jueves, 7 de marzo de 2013

Ya es tarde...

Vuelvo a volver. A destiempo, pero retorno al fin. Puedo justificar mi alejamiento, pero no quiero. Me resulta pesaroso escribir, buscar cada palabra, encuadrarla de la mejor manera posible, no estoy satisfecho. Será culpa del pseudo comienzo, o quizá del hábito perdido. Dicen que escribir es un ejercicio, bajo ese precepto, me encuentro muy fuera de forma.

He abandonado costumbres de vida. Poco importan ya los motivos, el conocimiento me ha permitido comprender el carácter lineal del tiempo. Ya es tarde, jamás he de recuperar las horas. Tengo arraigada la devastadora convicción de que la derrota es perpetua. Nada tiene sentido. ¿Cuál es el fin de recomenzar, si no se cree en ello?

Así me encuentro, perdido en Montevideo, en la vida; la dejé ir, y se fue. Desconozco cuáles eran mis pretensiones verdaderas, pero tengo la certeza de la ausencia de las actuales. Aun no he desaparecido, pero al caminar por esta senda cada vez más cerca me hallo del cero absoluto, del congelamiento total.

No logro comprender que sucede, o quizá si y no quiero aceptarlo. No estoy a gusto, pero tampoco logro encontrar las ganas necesarias para volver a creer. El desengaño y el desencanto son cosas serias. Después de algunos cuántos golpes se aprende a convivir con ellos, o no. Dudo mucho de mi magra capacidad de aprendizaje, y -lo que peor resulta- desconfío aun más de mi aptitud para aceptar ciertas realidades.

Reniego del orgullo, de la obstinada tozudez que él genera, pero no logro evadirlo. Lo intrínseco recobra fuerzas inimaginadas a las que el pensamiento -ni la humillación- logra derrocar.
Algunos filósofos de a peso -cómo quien suscribe- poseedores de una gran capacidad de síntesis (ya no suscribo a esto) denominan, peyorativamente, al orgullo como idiotez. 

Será entonces que soy un idiota, pero por favor, querido lector, lectora u otro, no me diga que todo es más sencillo.