lunes, 11 de marzo de 2013

Un análisis muy pelotudo.

Dentro del concepto de mundo ideal que se expone en Zeitgeist II, se aprecia que una de las premisas derivadas de la propuesta es la ausencia de la publicidad. Resulta evidente que ante la no existencia de mercados -al menos en los términos en los que hoy los conocemos- la publicidad no tenga el espacio que en la actualidad posee y que tienda a desaparecer, dado que si no hay artículos que comercializar, no habrá artículos que requieran ser publicitados.

Hoy día, la publicidad, en todas sus formas, es parte de la rutina cotidiana de la vida de una persona promedio. Existe una sobrecarga constante de avisos de todo tipo en todos los lugares comunes. Ante tal sometimiento, el individuo reacciona de maneras diversas, mas es evidente que tales estímulos no pasan desapercibidos, al menos en algún sentido. He ahí uno de las controversias más importantes que genera la publicidad, o acaso el bombardeo incesante de la misma.

Las pautas comerciales han evolucionado radicalmente, se ha dado paso a la creación de ciencias que estudian y determinan el comportamiento de los individuos ante ciertos estímulos. Quizá en tiempos remotos, la publicidad se enfocaba de forma directa en el artículo a vender, me suena el ejemplo de un antiguo y famoso eslógan que rezaba "Drink Coke" simplemente eso. Pero en los tiempos que corren, otro gallo canta. La mayoría de las pautas actuales no hacen referencia al artículo en cuestión en forma directa. Realizan algo que genera ciertos temores en este servidor.
Hoy día se apunta a la consolidación de un estereotipo, en todas las áreas, y ese modelo estándar marca de forma flagrante el camino a seguir para alcanzar una serie de valores y/o sentimientos comunes con los que la mayoría de las personas se siente identificada.

Para quién suscribe, en estos tiempos, resulta prácticamente imposible no hallar un estereotipo que no se correlacione con alguna clase de individuos. En otros términos, se ha diseñado hasta el estándar del no comprador.

El problema radica en la masificación, aceptación y sustitución de los estándares que la publicidad introduce. Al cabo de un tiempo, resulta indispensable tener una botella de refresco para ser feliz, o pintarrajearse de verde para disfrutar, o que la hiperconexión es indispensable para la vida social. 

Cuándo se transgreden ciertos límites y se instauran determinados preceptos, el problema se agudiza, pues las bases de las necesidades, valores, e incluso emociones y sentimientos individuales, han sido sustituídas por estándares comerciales que responden a los intereses de privados de algunos pocos. 
De esta manera, se pone en funcionamiento un perfecto círculo de sometimiento, que resulta ser la mejor de las prisiones.-

6 comentarios:

andal13 dijo...

Iba a comentar algo, pero aún no he encontrado sponsor que auspiciara mi comentario.

Detaquito dijo...

No te preocupes, querida Andrea (vas con ob), este es un sitio (montevideo comm, el portal) de porquería pero que no se vende (quiere vender más: clasiteléfone del gallito 131).

*Puede que usemos publicida encubierta.-

NuMaN dijo...

La realidad es dificil de pasar.Pero...Todo va mejor con una bebida refrescante a base de cola y coca.

https://www.youtube.com/watch?v=vF-T_ZNwyJw

Juanita is dead dijo...

por eso hay que apagar la tv
y a la mierda!!!
no hay que dejar que se metan en la mente ,nos afectan mas de lo que creemos!

PD: quiero decirte que después de 2 años entendí porque mierda no podìa agregar tu blog a la lista de lectura
y era porque copiaba la dire y me quedaba así // y sin el www.
en un rapto de lucidez , se me ocurrió poner esas letritas y HOY después de tanto tiempo, pude hacerlo! ajajaj

Detaquito dijo...

Jeje, notable el guiño, estimdo NuMaN.

Verdaderamente un grande el querido y nunca bien ponderado (y ya que estmos, auspiciado) Leo Masliah.

Detaquito dijo...

Muertita!

Si fuera solo apagar la tele... es la tele, la radio, la prensa, los vehículos con altoparlantes, los colectivos (bondis por estos pagos), la propia internet, ¡hasta la vestimenta!

Sal a caminar por el microcentro y dime si las marquesinas te dejan respirar o te ciegan.
La publicidad nos ha invadido.

Je gracias por lo de la lista de blog, pero no era necesario, mira si algún incauto/a cae en este pseudo antro virtual de porquería... No quisiera que eso pase, pobre ellos!