miércoles, 24 de abril de 2013

Luz de Luna

Shhhhhh, alcancé a susurrar, nada más que eso. Pero ella insistía en continuar la charla, quizá por mi siliencio, que al igual que el de Salzman, era mal interpretado, yo no me mantenía callado para darle paso a sus tediosas historias, o por respeto, a decir verdad no me interesaba en aboluto escucharla. 

Sin embargo, desde su boca las palabras se sucedían una atrás de la otra, sin convenientes, y necesarias, pausas, como una diarrea verbal.
A esa altura, imaginarme escena de una diarrea no era lo mejor que me podía pasar, las malas asociaciones siempre fueron mi fuerte. 

Empecé a apurar el paso en señal de mi descontento, y también con la estúpida esperanza de que su locuacidad cediera ante el inmenso y acogedor silencio, mas no por cortesía a la soberbia escena nocturna que nos acogía, sino por el indecoroso motivo del esfuerzo físico realizado al intentar seguir mi marcha. 


Por unos minutos fue peor de lo que imaginaba, a medida que aumentaba mi ritmo, la intensidad del diálogo (que desde varios minutos atrás ya era un monólogo) que sostenía era mayor, manteniendo una especie de sincronización entre el andar y el caudal de palabras que su boca escupía. 

Hasta que por fin ocurrió, me agarró del brazo y me preguntó, "¿qué pasa que vamos tan apurados?"  
Nada, me di cuenta de que no te quiero. Respondí.
Entonces ella se fue, me dejó solo, caminando hacia la oscuridad, en el más absoluto silencio, bajo una tenue luz de luna.
Desde aquella vez jamás volví a caminar junto a la muerte.

11 comentarios:

Juanita is dead dijo...

oh deta,
qué texto más profundo!
muy bello

f dijo...

excelente, estimado deta.
son pocas las mujeres que no queremos,
imagino que si se esfuerza un poquito igual nos convence...
somos tan fáciles.

abrazo!
f

f dijo...

por cierto. un placer encontrarlo en los cibervericuetos de la noche.
como supongo que habrá notado por mis extensas pausas, estaba manteniendo una conversación paralela.
muy intensa.
la próxima será.
abrazo
f

Detaquito dijo...

Se escribe lo que se puede, mi querida muertita!

Como dijo Washy, "gracias por tanto y perdón por tan poco."

Abrazo!

Detaquito dijo...

¡Ay, f! ¡Usted siempre tan usted!
Cuánta razón, cuánta razón...

Congratulo nuevamente su acercamiento al bajo mundo de blogger.

Respecto a los cibervericuetos nocturnos, es lo que tiene mantener unos horarios de publicación tan porfiados como estúpidos... Aunque, no son casualidad... pocas cosas son casualidad.......

¡Y qué le voy a decir yo a usted respecto a las conversaciones! No voy a caer en la ovbiedad de las paralelas, pero me han dicho que la geometría de la vida no es tan lógica como a veces uno desea, y que los triángulos muchas veces son más obtusos de lo que sus ángulos dicen, a pesar de la agudeza. ;)


Muchas gracias, mi querido f, otro gran abrazo para usté!

V dijo...

Ay, no la vi venir. ¡No la vi venir!
Qué divino, Detaquito. Me encantó.
Gracias por compartirlo.

Buen texto, querido. Me puso re contenta. Y no sé por qué.

Detaquito dijo...

Gracias querida V (aunque me gustaba más JuanaValentinaQuerida).

¡Me pone contento el hecho de haberle dado una alegría pseudo literaria!

Abrazo de gol.-

Romina dijo...

más vale solo que mal acompañado

La muerte es inevitablemente un ciclo necesario de la vida... pero mejor si podemos evitarla una noche de plena luna

saludos, estimado!

V dijo...

Pegame y decíme JuanaValentinaQuerida.

Detaquito dijo...

Sindudamente, mi querida Romina!

Detaquito dijo...

Tomo nota, JuanaValentinaQuerida