lunes, 9 de septiembre de 2013

Nuevo paquete de actualizaciones

Correo a una amiga.

¿Qué tal mi querida profesora?
Le cuento que, como ya le adelanto Rodríguez (Enrique para la barra) el Miércoles próximo pasado ingresé a trabaja en la sección de contaduría de FRIPUR. Sin dudas ha sido una gran alegría, no solo por encontrar un empleo que me agrada -tanto por las tareas que debo realizar, como por el grupo humano que conforman mis compañeros de oficina- sino también por terminar con una búsqueda que se extendió un par de meses más de lo que había previsto, con un par de entrevistas bastante frustrantes en el medio (usted recordará  esa que le conté, en la que me hicieron ver manchas y preguntas genéricas y -a mi gusto demasiado estúpidas-  para determinar si era apto o no).

Aquí en FRIPUR todo fue bastante más sencillo y concreto de entrada, me sometieron a 3 entrevistas, la primera general, para conocerme, la segunda fue una instancia de pruebas (de cálculo, contabilidad, comprensión lectora y digitación) y la tercera la entrevista con el contador general para que de el visto bueno...y  agraciadamente, ¡quedé seleccionado!

Aparentemente me encuentro apto para realizar tareas contables de registación, pero no para interpretar manchas aleatorias en una hoja, jejejeje.
Supongo que eso de las manchas y todas esas patrañas debe estar propiciado por el auge de las consultoras, y porque las empresas pagan a ellas para que se encarguen del proceso de selección. Mas ese trabajo debe ser justificado, ergo el postulante es sometido a pruebas muchas veces absurdas paralas tareas a desempeñar (Ej.: a mi hno, le hicieron el mismo test para operario de depósito part time.)

El trabajo en sí, de momento es relativamente sencillo, lo que más cuesta es familiarizarse con el sistema informático y con las rutinas a seguir tras los diferentes hechos contables (dado que al ser una empresa de gran porte existen infinidad de movimientos diarios).
Otra tarea que rsulta por demás ardua, es memorizar el nombre de todos los compañeros de oficina (¡no menos de 30!) a los que todos los días les tento que preguntar el nombre.
Pero asumo que con el tiempo sortearé esos pequeños obstáculos y al cabo de unas semanas ya estaré desarrollando todas las tareas que sean de mi competencia en su total plenitud.

En fin, esas son las novedades más sigificativas de estos últimos tiempos. Aguardo su respuesta.
Sin más, me despido. 
Un gran abrazo, Danilo.

4 comentarios:

El_Hincha dijo...

Felicitaciones! Mucha suerte en el laburo!!

(Cuidado con las oscuras y solitarias noches de la calle Rondeau)

El_Hincha dijo...

Por cierto, no hubieras fracasado en tu anterior entrevista de trabajo de haber leido Imperial y Bizcochos: http://imperialybizcochos.blogspot.com/2010/09/ya-lo-dijo-freud.html

(Nota: Aun estoy pensando "que cambiaría de mi")

Sofía BD dijo...

uruguay nomá!

Anónimo dijo...

Además de que las manchas de Rorschach dicen mucho quería felicitarlo por el trabajo nuevo, pese a la llegada tarde del saludo. Espero que ande bien querido Danilo.

Atte.
La psicóloga.